Una sardina-catedral para ‘remover’ al personal

Vota este artículo

Una sardina de la que emerge una catedral y las almas-calaveras de aquellos que trabajaron en la construcción de la seo burgalesa y dejaron su vida en el camino. El próximo martes, tras lucirse desde hoy por las calles de la ciudad, será quemada en la plaza de La Flora, para dar paso a la cuaresma, tiempo de reflexión que muchos necesitan…

Deja tu comentario

Your email address will not be published.