Interceptado circulando a más de 220 kilómetros por hora por la A-1