La Fundación Caja de Burgos acoge en la Casa del Cordón la exposición ‘José Ortiz Echague (1886-1980)’

La Fundación Caja de Burgos acoge en la Casa del Cordón la exposición ‘José Ortiz Echague (1886-1980)’
5 (100%) 1 vote

La muestra, que permanecerá abierta hasta el 1 de septiembre, recorre la vida y la obra del gran fotógrafo español de la primera mitad del siglo XX, cuyas imágenes se relacionan con la generación literaria y pictórica del 98

La sala de exposiciones de la Casa del Cordón acoge desde hoy y hasta el próximo 1 de septiembre la muestra Ortiz Echagüe, un recorrido por la vida y la obra de José Ortiz Echagüe (Guadalajara, 1886-Madrid, 1980), considerado unánimemente como el más grande e importante fotógrafo español de la primera mitad del siglo XX. A lo largo de su vida realizó más de veinticinco mil tomas y positivó más de mil copias con las que retrató una España en trance de desaparición, a mitad de camino entre la melancolía y el deseo por fijar y detener un tiempo ya ido.

El contenido de la muestra, realizada a partir del legado que conserva la Fundación Universitaria de Navarra, ha sido seleccionado de manera conjunta con la Fundación Caja de Burgos en exclusiva para esta exposición en Cultural Cordón.

Las imágenes de Ortiz Echagüe se relacionan con la generación literaria y pictórica del 98. Como hicieran sus otros integrantes, el fotógrafo se acerca a un país en crisis para extraer el pulso esencial de sus gentes, de su memoria, de su naturaleza y de su historia.

Las formas de vida que Ortiz Echagüe captó con su cámara, lejos de pertenecer al pasado, se han mantenido como una suerte de invariables plásticos, esenciales y majestuosos merced a la belleza de las imágenes, a la audaz combinación de modernidad técnica y compositiva y el eco de la tradición artística española. No en vano en 1960 el Metropolitan Museum of Art de Nueva York incluyó ochenta de sus fotografías en la exposición Spectacular Spain, junto a obras de Goya.

La exposición que se presenta en Cultural Cordón recoge muchos de sus trabajos más representativos. Con una selección de 122 fotografías pertenecientes a las grandes series que el propio autor compuso: África, Tipos y trajes, Pueblos y paisajes, España mística y Castillos y alcázares —a los que deben sumarse las fotografías familiares y personales—, la muestra quiere mantener vivo el interés por uno de los grandes artistas españoles de todos los tiempos.

Las secciones de la exposición

Tipos y trajes. En 1929 Ortiz Echagüe publicó en Alemania SpanischeKöpfe [Cabezas españoles], traducido un año después como Tipos y trajes de España. Hasta 1971 se publicaron doce reediciones sucesivamente ampliadas cuyas ventas superaron los setecientos mil ejemplares.

Exposición Casa del Cordón

Exposición Casa del Cordón

El libro ha conformado la imagen popular del trabajo de Ortiz Echagüe: cuidada composición, monumentalidad, uso de la luz para generar volumen y dotar de aspecto escultórico a las estéticas reproducciones obtenidas mediante la técnica del carbón directo.

Pueblos y paisajes. “Hacia 1934, decía Ortiz Echagüe, los temas populares comienzan a hacerse más escasos y me decidí por los pueblos y paisajes de mi patria”. Publicado como libro en 1939, constituye un ejercicio de documentación del paisaje verdaderamente insólito en nuestro país.

Se ha señalado que la práctica ausencia de figuras humanas en este trabajo dota al conjunto de un aire misterioso, casi abstracto y espiritual que lo conecta con otros trabajos posteriores.

España mística

 Entre la aparición de Pueblos y paisajes y la más tardía de Castillos y alcázares Ortiz Echagüe retoma la figura humana con otra de sus series esenciales, la dedicada a la tradición religiosa. Procesiones, catedrales, romerías, iglesias rurales y, muy en particular, la vida monástica dan forma a España mística, publicado en 1943.

No hay duda de la relación de este trabajo de Echagüe con la pintura española del barroco. La proximidad a Zurbarán, a Pedro de Mena o Gregorio Fernández no es solo formal. Hay una intención de esencialidad y pureza en el modo con que aborda los rostros, los gestos y la emoción de sus protagonistas.

Castillos y alcázares

Exposición Casa del Cordón

Exposición Casa del Cordón

En 1956 aparece el último de los cuatro libros dedicados a España por Ortiz Echagüe. Como sucediera con Pueblos y paisajes, es una consecuencia del interés del autor por documentar el país propio. La arquitectura permitió al autor trabajar con la línea, con los formas planas y los prismas, pero sin olvidar los emplazamientos, la relación con el paisaje y el entorno y, muy en particular, con las atmósferas y los celajes con las que se envuelven.

Se ha señalado la clara voluntad regeneracionista de Echagüe al contraponer la grandeza histórica con el estado ruinoso y de abandono de muchas de nuestras fortalezas, pero sin olvidar la reflexión, la meditación que el curso del tiempo conlleva al contemplar cualquier vestigio del pasado.

Norte de África. Ortiz Echagüe se plantea un quinto volumen como complemento a los anteriores. Un libro que recogiera las fotografías tomadas por el autor a comienzos de siglo, durante su primer destino como ingeniero militar en el norte de África junto a otras imágenes captadas en los años sesenta. El libro no vería nunca la luz como tal en vida de Ortiz Echagüe.

Puede decirse que los primeros trabajos realizados en África constituyen el cimiento de cuanto el autor realizara después. Interés por captar costumbres y modos de vida ancestrales, atracción por los ropajes y las formas culturales en trance de desaparición, cuidada puesta en escena y empleo de una técnica que eleva la fotografía a una altura hasta entonces desconocida.

Fotografías familiares. Si las principales series realizadas por Ortiz Echagüe comparten equilibrio formal, monumentalidad y elaborada composición, las fotografías más cercanas a su ámbito personal aportan un aire de frescura y espontaneidad que, curiosamente, las hacen parecer más concretas, menos intemporales que el resto. El aire de modernidad de comienzos de siglo de sus protagonistas relacionan sus fotografías con algunos de los pintores coetáneos que centralizaron el debate artístico español de la Generación del Noventayocho: Joaquín Sorolla e Ignacio Zuloaga

Una breves notas biográficas sobre Ortiz Echagüe

José Ortiz Echagüe (Guadalajara 1886 – Madrid 1980). En 1898 recibe su primera cámara fotográfica una Kódak de cajón 8×8., con la que empieza a realizar sus primeras instantáneas. En 1901 le regalan su segunda cámara, una  Photosphère 9×12 con la que realiza Sermón en la aldea.

En 1903 ingresa en la Academia de Ingenieros Militares de Guadalajara y, tras su paso por ella, sirve en la unidad de globos aerostáticos en la Guerra del Norte de África. Obtuvo el título de piloto de aviación en la primera promoción en 1911. Tras su regreso definitivo del Norte de África funda en 1923 Construcciones Aeronáuticas (C.A.S.A.), la primera empresa de fabricación aérea española. En 1950 es nombrado primer presidente de S.E.A.T.

Ortiz Echagüe fue considerado en 1935 como uno de los tres mejores fotógrafos del mundo por la revista American Photography. Ese mismo año expuso en la Royal Photographie Society de Londres(donde repitió en 1946 y 1958).  A lo largo de su vida expuso en el Círculo fotográfico de Milán, en la SmithsonianInstitution de Washington, en el Metropolitan Museum de Nueva York, en la Société Française de Photographie y en ciudades como Berlín en 1929, donde publicó su primer libro, SpanischeKöpfe, México, Milán, Louisville o Johanesburgo. En España su obra fue presentada en 1962 en la Biblioteca Nacional. En 1969 realizó sus últimas tomas fotográficas.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.