El I Concurso Nacional de Órgano nace para potenciar el talento de los jóvenes organistas

El I Concurso Nacional de Órgano nace para potenciar el talento de los jóvenes organistas
Vota este artículo

La fase final del Primer Concurso Nacional de Órgano Francisco de Salinas se celebrará los días 8 y 9 de junio en Burgos con un burgalés dentro de los cuatro finalistas

 

Cuatro finalistas participarán en la fase final del I Concurso Nacional de Órgano Francisco Salinas – VIII Centenario de la Catedral de Burgos, que se celebrará los días 8 y 9 de junio en la capital burgalesa en el que se repartirán más de 7.000 euros en premios. Un certamen que nace para potenciar la carrera y el talento de los jóvenes organistas menores de 30 años según explica Diego Crespo, el coordinador del concurso y Presidente de la Asociación de Amigos del órgano “Antonio de Cabezón”.

Los concieConcurso Nacional de Órgano Francisco Salinasrtos de la fase final tendrán lugar el sábado 8 de junio a las 20.00 horas la Catedral de Burgos, y en la Iglesia de la Merced, el domingo día 9 a las 19.00 horas. Entrada libre para ambas citas.

Los artistas Pol Álvarez Viciana (Terrasa), Berenguez Montserrat Robert (Vilafranca del Penedés), Sara Johnsosn Huidobro (León) y el burgalés Javier Moral Agraso han pasado a la final del certamen. El evento contará con un reconocido jurado de nivel internacional, seis figuras del mundo del órgano: Juan de la Rubia (organista de la Sagrada Familia), Marco Brescia, Andrés Cea, Loreto Fernández, Óscar Laguna y el burgalés Diego Crespo.

El 8 de junio deberán interpretar música ibérica de los siglos XVI y XVIII. Por el contrario, el 9 de junio se dedica a la música de los siglos XIX y XX. Además, todos ellos interpretarán al menos una pieza de Antonio Cabezón.

El certamen nace para celebrarse con un carácter bienal, de forma que en el año del VIII Centenario de la colocación de la primera piedra de la Catedral de Burgos se celebrará una segunda edición que seguro congregará a los mejores organistas. De momento, el certamen aspira a consolidarse a la espera de cómo será la acogida de esta primera edición, y si las sensaciones son positivas adquirirá carácter internacional con el objeto de situar Burgos en el mapa mundial como una de las ciudades con una gran riqueza de órganos.

El concurso ha estado abierto a todos aquellos organistas de nacionalidades española que a fecha de inicio del concurso no superen los 30 años de edad. De entre todas las solicitudes recibidas, el jurado realizó una preselección de candidatos, eligiendo por su Currículum Vitae y las grabaciones que aportaron en la inscripción, un máximo de cinco. Se han seleccionado cuatro finalistas.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.