Vicente Marañón culpa al alcalde Daniel de la Rosa por el ataque que recibieron el pasado 15 de junio.

Vicente Marañón culpa al alcalde Daniel de la Rosa por el ataque que recibieron el pasado 15 de junio.
Vota este artículo

Vicente Marañón, representante del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Burgos, ha presentado esta mañana las proposiciones para el Pleno del próximo viernes 26 de julio.

Vicente Marañón ha comenzado comentando las propuestas de cara al próximo Pleno del viernes 26 de julio. Ha explicado que, inicialmente, fuera una declaración institucional, pero en la Junta de Portavoces les ha adelantado el propio alcalde Daniel de la Rosa que no será posible. Es por ello que la presentarán como una proposición. Es una proposición que está siendo presentada en todos los Ayuntamientos y Parlamentos Autonómicos de España. Esta proposición está conformada por tres puntos:

-El primero de los puntos tiene como origen los incidentes acaecidos en la manifestación del Orgulo LGTBI+ en Madrid. Por ello, reiteran su compromiso en contra de la discriminación del colectivo LGTBI+. Un compromiso por parte de Ciudadanos de largo recorrido, en el que Marañón afirma que siempre han estado ahí.

-El segundo punto que recoge la proposición es el rechazo de la exclusión por ideología, especialmente en eventos como el Orgullo LGTBI+.

-Finalmente, el tercer punto se centra en la condena de actos de odio y violencia que allí acaecieron, especialmente contra sus compañeros de Ciudadanos que intentaron participar en la manifestación.

Ataque del 15 de junio

El portavoz del grupo naranja comenta que es una declaración institucional que se convierte en proposición ante la falta de consenso previsible por parte los grupos municipales. Continúa explicando que el segundo punto tiene un carácter local, donde se pronuncian ante unos actos de intimidación que sufrieron los componentes de la agrupación de Ciudadanos delante de la Casa Consistorial el día 15 de junio. Explica que una turba se manifestó ilegalmente, ya que dicha manifestación no estaba autorizada, donde insultaron e intimidaron a varios concejales y a él mismo, hasta el punto de ser protegidos por la fuerza pública, lo cual Marañón compara con los peores tiempos en el País Vasco y en muchas ocasiones, las situaciones que se viven en algunos ayuntamientos de Cataluña.

Vicente Marañón se dirige al alcalde, Daniel de la Rosa, comentando que “no solo no condenó estos hechos, sino que contribuyó a caldear el ambiente cuestionando algo tan democrático, y en este escenario esencial, como es la consecución de pactos entre partidos para lograr mayorías absolutas y suficientes que permitan vertebrar la ejecución de las instituciones”. Asegura que no solo no previno esos actos, aunque luego explicó que hizo un llamamiento para apaciguar los ánimos. Marañón explica que “aquí no consiste en tirar la piedra y esconder la mano”.

Así mismo, van a solicitar al alcalde de Burgos que retire todos los documentos gráficos, como el que tiene la alcaldía en su despacho, de ese momento en el que Marañón asegura reconocer algunos rostros de quien lo insultaron, vejaron y zarandearon. Considera que en ninguna institución del Ayuntamiento de Burgos, en ninguna dependencia municipal, y aún menos en la alcaldía de todos, ningún corporativo debería sentirse humillado por, en este caso, una fotografía de grandes proporciones, bien visible para todo aquel que entre en la alcaldía, con los rostros de quienes intentaron amedrentarlos aquel día.

El portavoz Marañón apostilla que “queremos tener la seguridad de que el alcalde de la ciudad defiende los derechos y libertades de todos los vecinos de Burgos, especialmente de los que representamos la corporación, en este caso los concejales”. “Si el alcalde de la ciudad no es capaz de defender los derechos de todos, en ese caso el señor De la Rosa no puede ser alcalde de la ciudad ni un minuto más”, asevera Marañón. Continua comentando que el ataque que sufrieron el 15 de junio no era un ataque individual sino un ataque institucional, ya que asegura que se les atacaba como representantes de la ciudadanía de Burgos. “Se estaba atacando al Estado de Derecho, no a mí como Vicente Marañón a título individual. Se nos atacó en un lugar muy concreto y en un momento muy específico. Fue una ataque institucional, al Estado de Derecho en el Ayuntamiento de Burgos”, aclara el edil de Ciudadanos.

Desde Ciudadanos, exigen al alcalde la defensa del Estado de Derecho y la libertad de todos los vecinos de la ciudad, también a los que representan a los burgaleses, los concejales de la ciudad.

Reunión de Portavoces y Retribuciones

El representante de Ciudadanos ha aprovechado la ocasión para comentar la aprobación que se llevará al Pleno del viernes 26 de julio en lo que se refiere a las retribuciones para los ediles del Ayto. de Burgos. Comenta que van a equiparar la situación del Ayto. con la de la Diputación Provincial de Burgos, de esta forma, cada uno de los concejales obtendrá una mayor remuneración por su cargo en el Ayo. de Burgos.

Comenta que esto lo debe llevar adelante Daniel de la Rosa, ya que debe asumir su responsabilidad como alcalde de la corporación, y será él quien dará cuenta del acuerdo al que han llegado. De esta manera, tanto los concejales liberados como los que no, se ajustarán a lo establecido en la propia Diputación, lo que significa un aumento para todos los ediles del Ayto., incluyendo al alcalde.

Nuria Barrio, vicealcaldesa y portavoz del PSOE, ha confirmado que Daniel de la Rosa renunciará a la subida que le corresponde en dicho acuerdo. En próximos días podrá verse cómo se desarrollan estas acciones.

One Response to "Vicente Marañón culpa al alcalde Daniel de la Rosa por el ataque que recibieron el pasado 15 de junio."

  1. jasio  22 julio, 2019 at 5:33 pm

    Sinvergüenza, quien siembra viento recoge tempestades. Sólo estáis ahí para llenaros el bolsillo sin dar palo al agua. Buscaros un trabajo, si es que valéis para algo, que lo primero que os preocupa es subiros el sueldo.

    Responder

Deja tu comentario

Your email address will not be published.