Mañueco afirma que los castellanos y leoneses pueden sentirse orgullosos de una autonomía que ha sabido ser útil en la lucha contra los problemas y para el futuro de España