El Partido Popular ve como un «verdadero escándalo» que Daniel de la Rosa deje a 135.000 burgaleses sin piscinas