Castilla y León plantea en Bruselas ayudas a la automoción y un fondo de transición justa para las regiones europeas cuyas economías dependen de este sector