La Junta de Castilla y León es la causante de la demora de las ayudas municipales del COVID-19