La Guardia Civil detecta un transporte por carretera con un exceso de peso del 23%