La Quinta se convierte en una de las principales zonas de esparcimiento de la ciudad