El PP de Castilla y León califica de “tomadura de pelo” la idea del Gobierno de que los ayuntamientos le den prestado su superávit