El Partido Popular califica de «tramposo, desleal y deshonesto» el presupuesto municipal, tanto para los grupos de la oposición como para los ciudadanos