Una campaña con menos días y menos investigadores