Dos nuevos vecinos en la Merindad de Valdivielso gracias al Plan Rehabitare