EL PP exige el control de otro contrato ante la dejadez del gobierno socialista