Castilla y León está preparada para empezar el curso escolar de forma presencial con todas las garantías de seguridad