La colaboración entre Policía Nacional y Policía Local esclarece un presunto delito de falsedad documental