El PP lamenta que 2020 haya sido un año en blanco para la ciudad porque el bipartito ha priorizado sus intereses a los de los burgaleses en plena pandemia

El PP lamenta que 2020 haya sido un año en blanco para la ciudad porque el bipartito ha priorizado sus intereses a los de los burgaleses en plena pandemia
Vota este artículo

Blasco afirma que Burgos no necesita un alcalde llorón que se esconda y se justifique en la pandemia, ni un gobierno que se victimice. Les falta esfuerzo y trabajo y les sobran excusas. La ciudad está parada.           

Balance pp

Balance pp

La portavoz del Grupo Municipal Partido Popular del Ayuntamiento de Burgos, Carolina Blasco, ha confiado en que el año 2021 traiga consigo más transparencia y menos imposición por parte del bipartito, a la vez que permita desbloquear la situación de parálisis que arrastra el Ayuntamiento desde que Daniel de la Rosa accedió a la Alcaldía.

Blasco ha realizado estas declaraciones acompañada de los ediles Jorge Berzosa, Maribel Bringas, César Barriada, Carolina Álvarez y Andrea Ballesteros, en un desayuno informativo organizado por la agrupación con motivo el comienzo del nuevo año.

En este contexto, ha afirmado que “2020 ha sido un año en blanco para la ciudad porque el bipartito priorizó sus pactos sobre la gestión de la pandemia y la acción de gobierno”. El debate sobre el estado de la ciudad en septiembre ya evidenció que la mochila de Daniel de la Rosa estaba vacía. El balance que presentó junto con el vicealcalde el pasado día 30 de diciembre ahondó en esa certeza.  Ninguno tiene nada que decir porque nada ha ocurrido salvo la descomposición de la gestión municipal.  Pero lo peor, ha dicho, es “aprovechar esconderse detrás de la pandemia para justificar su inacción”.

Carolina Blasco ha insistido que la ciudad “no necesita un alcalde llorón ni un gobierno que se victimice” porque los perjudicados son los burgaleses que atraviesan una de las peores crisis económicas, sociales y políticas de su historia y tienen al frente un “gobierno inexperto y soberbio”.  Además, ha reprochado al regidor municipal los constantes ataques al Partido Popular por el simple hecho de ejercer su control al gobierno y ha insistido en que, pese a las mentiras del socialista, el tiempo ha dado una y otra vez la razón a los populares en todas y cada una de sus denuncias.

“El PP no permitirá que nadie quede atrás y exigirá que no se pierda ni un euro de dinero público en contratos mal gestionados, en servicios públicos no prestados o en fondos públicos perdidos”, ha aseverado la popular.

Blasco ha señalado, además, que hoy Burgos necesita recuperar su tejido productivo y una gestión eficiente y por eso la prioridad del Grupo Municipal Popular será el II Plan de Crisis y Reactivación económica. “El objetivo del gobierno de Daniel de la Rosa no puede ser el acoso al PP sino el bienestar futuro de los burgaleses y que nuestra ciudad no pierda competitividad”, ha puntualizado.

En cuanto a la situación interna del Consistorio, ha precisado que la paralización es la situación de todas las áreas municipales y ha realizado un  repaso por todas ellas destacando los aspectos más negativos del gobierno de De la Rosa y Marañón resaltando la nefasta gestión económica que supone ya que un tercio del gasto corriente se realiza sin contrato o sin crédito, la errática política de movilidad, la desaparición del IMC, la ausencia de nuevas licitaciones de obra pública, la falta de mantenimiento del patrimonio municipal y de las instalaciones municipales. Nada de lo prometido se ha hecho realidad.

“La prepotencia del bipartito en las comisiones se salda en 2020 se salda con menos democracia, menos estado de derecho, menos transparencia y menos participación”, ha recalcado.

OBJETIVOS DEL NUEVO AÑO

En cuanto a los objetivos para el nuevo año, la portavoz municipal del PP ha explicado que su formación centrará sus esfuerzos, esencialmente, en tres ejes principales: el apoyo a los menos desfavorecidos, el impulso al sector económico y el refuerzo a las redes de acción local del Partido Popular.

En el primero de los casos, Carolina Blasco ha remarcado la necesidad de no dejar a nadie atrás y para ello ha reiterado la necesidad de aprobar, cuanto antes, el II Plan de Crisis y Reactivación Económica, que permita dar mayor certidumbre a los burgaleses que peor lo están pasando. En consonancia a esto, ha evidenciado que el PP ha impulsado esta segunda convocatoria frente al bipartito que consideraba que ya se había hecho un gran esfuerzo.

Para aprender de los errores del pasado, ha emplazado al equipo de Gobierno del PSOE y Cs a dar mayor agilidad a los acuerdos que se adopten y, en todo caso, a canalizar las ayudas y complementarlas a través de una oficina de asesoramiento e información virtual, con sede física en la Casa Consistorial.

Este objetivo debe ir ligado al segundo de los propósitos que se fija el Partido Popular para el recién estrenado año y que va en consonancia con el trabajo iniciado a lo largo de 2020 y que se vio reforzado sobre todo tras la declaración de la pandemia de la COVID-19.

 

 

 

Deja tu comentario

Your email address will not be published.