La UBU establece un escenario de enseñanza no presencial para lo que resta de curso académico