El Domund, al descubierto en Burgos