El Partido Popular cree que la ciudad no necesita el «Pacto Burgos Río»