Hostelería, gimnasios y centros comerciales cierran para contener el COVID-19