La Junta de Castilla y León incorpora a todos los barrios periféricos de Burgos al cribado masivo tras aceptar la petición del Ayuntamiento