Sólo seis de cada diez empresas disponen de fibra óptica