Barrio de Muñó instalará badenes en la calzada para mejorar la seguridad y reurbanizará su calle principal

Barrio de Muñó instalará badenes en la calzada para mejorar la seguridad y reurbanizará su calle principal
Vota este artículo

El Ayuntamiento está inmerso en un proyecto de mejora integral de sus infraestructuras y servicios con la implicación de sus habitantes, ajustado al presupuesto

El Ayuntamiento de Barrio de Muñó instalará badenes para el control de la velocidad en la calzada que atraviesa la localidad, de titularidad provincial, y en una calle municipal para mejorar la seguridad, sobre todo, de cara a los períodos festivos, en los que su población se incrementa sensiblemente, como los fines de semana y el verano.

“En fechas vacacionales llegan muchos menores de entre 12 y 15 años que dan vida a nuestras calles, pero también aumenta considerablemente el paso de tractores y vehículos pesados, por lo que estamos pensando en adoptar medidas preventivas”, apunta el teniente de alcalde, José Luis Vivar.

Garantizar la seguridad de vecinos y visitantes es solo una de las “muchas tareas” que ocupan al Consistorio, involucrado también en la próxima mejora de la red de alcantarillado de su arteria principal, en un tramo aproximado de 200 metros y su reurbanización y asfaltado, en función de la disponibilidad presupuestaria. “En los pequeños pueblos no manejamos grandes presupuestos y no sabemos lo que nos vamos a encontrar en esta vía, por lo que estamos a la expectativa, pero sí nos gustaría su mejora integral”, apunta el edil.

Tras cuatro décadas sin actuaciones de calado, la localidad afronta en los dos últimos mandatos una mejora integral de sus infraestructuras y servicios, de la mano de un equipo de Gobierno empeñado en “la dignificación” de las condiciones de vida de sus vecinos y vecinas. “Nuestra estrategia se apoya en dos pilares, por un lado, la mejora de infraestructuras, como la red de saneamiento de aguas, el alumbrado público y la pavimentación de calles y, por el otro, la concienciación ciudadana, y está resultando”, indica.

Vivar agradece la cooperación e implicación vecinal en la gestión municipal, que está arrojando sus primeros frutos. Entre ellos, un aumento del volumen de solicitudes de licencias, visados y permisos para obras y proyectos, así como un interés real por mejorar el aspecto y la seguridad de la localidad. “Hemos realizado una importante limpieza de zonas que realmente lo necesitaban y ahora vamos a trasladar los contenedores de basura, que en la actualidad se encuentran en medio de la plaza”, adelanta el teniente de alcalde.

Otra de las principales inquietudes que ocupan al equipo de Gobierno de esta localidad son los inmuebles en ruina. El Ayuntamiento ya ha tramitado casi una decena de expedientes y estudia implicarse en la ejecución, para lo que “vendría bien una ayuda económica institucional para los derribos”, advierte Vivar. Una demanda que, por cierto, ya planteó el Grupo Provincial Socialista en la Diputación durante la negociación de los presupuestos de 2017 y que el PP descartó.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.