Elena Ladra (Cs) opta gobernar en Monasterio de Rodilla para hacer un equipo responsable, transparente y accesible

Elena Ladra (Cs) opta gobernar en Monasterio de Rodilla para hacer un equipo responsable, transparente y accesible
Vota este artículo

Ofrece “igualdad de condiciones” a las pedanías a la hora de acometer obras y prestar servicios comunitarios

La candidatura de Ciudadanos para el municipio de Monasterio de Rodilla pretende poner las bases para “hacer avanzar al pueblo” con un equipo de Gobierno “que se aleje de las decisiones unipersonales, caciquiles y amiguismos”. La candidata de Cs, Elena Ladra, entiende que en Ayuntamiento debe “prepararse para el futuro y, para ello, hay que actuar en el presente” desde un trabajo comprometido y serio.

La candidata entiende que “no hay nada más democrático que participar con responsabilidad en reivindicar nuestros derechos y en cumplir con nuestras obligaciones”. Por eso desde la candidatura de Ciudadanos en Monasterio se quiere luchar por una gestión municipal “responsable, transparente y accesible a todos los vecinos”.

Monasterio de Rodilla puede elaborar un “amplio presupuesto gracias a los ingresos que proporciona la energía eólica”. Sin embargo estos ingresos “no son eternos”, ha recordado Ladra y en 15 años desaparecerán. Por esta razón, la candidata a la Alcaldía por Ciudadanos  entiende que el Ayuntamiento debe “invertir adecuadamente y, así, estar preparados para esa nueva situación”. De esta manera y en su opinión, los planes de desarrollo para el municipio deberán venir siempre avalados por “un plan de viabilidad que garantice su futura sostenibilidad”.

Ladra recuerda que Monasterio de Rodilla tiene “cinco núcleos de población y debemos trabajar por y para todos”. Y subraya la candidata por la formación liberal que “el mayor beneficio social se obtiene cuando conseguimos la igualdad de servicios” para todos los vecinos.

En este sentido, Ladra apuesta porque los servicios municipales como agua, alumbrado, basuras y pavimentaciones de las calles “deben ofrecerse en igualdad de condiciones” a todos los vecinos, sin olvidar que las reglas del juego han de ser siempre las mismas, “el interés común”.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.