Ciudadanos logra la paralización cautelar de sanciones por exceso de ruido basadas en una norma obsoleta

Ciudadanos logra la paralización cautelar de sanciones por exceso de ruido basadas en una norma obsoleta
Vota este artículo

La formación naranja responde así a las reiteradas peticiones de apoyo de hosteleros del centro de la ciudad que habían sido apercibidos por superar un determinado límite de decibelios en el interior de sus locales, fijado por una norma a punto de decaer tras la inminente aprobación de un decreto regional que lo eleva de manera significativa 

Desde el Grupo Municipal de Ciudadanos celebramos la paralización cautelar de las sanciones en trámite a distintos locales de hostelería que, cumpliendo la legalidad en el resto de los distintos ámbitos que los atañen, disponían de acompañamiento musical que superaba los 40 decibelios en horario nocturno en el interior del establecimiento.

Si bien la norma actual que ampara estas resoluciones señala tal límite acorde a la licencia ambiental otorgada, la formación naranja recibía las quejas de varios empresarios afectados por lo ajustado del mismo (equivalente al que produce una conversación normal o se registra en una habitación con poca actividad o en un día tranquilo en el campo) y el grave impacto para los negocios en cuestión que la clausura de los equipos sonoros derivada de estos expedientes iba a tener en su actividad económica. Al respecto, un somero cálculo apunta a decenas de establecimientos hosteleros en idéntica situación por lo que, por este motivo, podrían encontrarse en riesgo más de medio centenar de puestos de trabajo.

Lo cierto, según ha podido comprobar el Grupo Municipal de Ciudadanos en los últimos días, es que estas resoluciones se amparan en leyes obsoletas, tanto la de Espectáculos Públicos como la del Ruido, a punto de ser modificadas. De hecho es inminente la aprobación del proyecto de decreto por el que se alteran los anexos de diversas normas regionales vinculadas con esta materia.

En concreto, el cambio del apartado primero del Anexo III (Aislamientos acústicos de actividades) de la Ley del Ruido de Castilla y León pasará a elevar hasta 75 decibelios el límite de emisión sonora en interior para actividades industriales o de pública concurrencia.

Tras una ronda de reuniones con afectados y técnicos municipales, los concejales de la agrupación naranja hemos dado traslado a los hosteleros interesados un modelo de recurso para instar a la paralización de los respectivos expedientes y por ende la suspensión cautelar del precinto de los equipos de música de los establecimientos afectados, que cumplirán con la legalidad en cuanto el proyecto de decreto citado se apruebe de forma definitiva.

Cabe recordar que, a fecha actual, según han trasladado responsables de la Administración regional, se ha dictado la resolución por la que se aprueba el expediente de información pública, se ha emitido informe favorable por parte del Consejo Asesor de Medio Ambiente de Castilla y León y del Consejo Económico y Social de Castilla y León, y únicamente se encuentra pendiente la emisión de dictamen por parte del Consejo Consultivo.

Además, y como muestra de coherencia, desde el Grupo Municipal de Ciudadanos nos comprometemos a trasladar a nuestros compañeros de formación en el Gobierno regional la necesidad de culminar estos trámites lo antes posible, dada la repercusión que el contenido de la modificación de la norma tiene en la economía local, que se nutre fundamentalmente del esfuerzo de emprendedores como los que regentan los establecimientos mencionados.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.