“La casa de Palomares” de José Mª Mezquita apura su último mes de visitas en la sala de exposiciones Pedro Torrecilla de Fundación Cajacírculo

“La casa de Palomares” de José Mª Mezquita apura su último mes de visitas en la sala de exposiciones Pedro Torrecilla de Fundación Cajacírculo
Vota este artículo

Mezquita está considerado como uno de los mejores acuarelistas de España

Esta exposición, inédita hasta la fecha, reúne la colección al completo compuesta por más de 50 obras, y sirve como recuerdo y homenaje a la España vacía

Más de 1.200 personas han contemplado hasta la fecha esta muestra

El pasado mes de julio, la Fundación Cajacírculo inauguraba en su sala “Pedro Torrecilla” de plaza España 3, la exposición “La casa de Palomares”, de José María Mezquita.

Este autor, nacido en Zamora en 1946, está considerado por muchos expertos como uno de los referentes actuales de la pintura en nuestro país, y sin duda, uno de los mejores acuarelistas de la historia de España. Su pintura ha sido expuesta en las mejores salas nacionales y en diferentes países europeos como Londres y Moscú. Además, su obra forma parte de colecciones públicas y privadas, tan relevantes como la del Banco de España o las Fundaciones Juan March y Coca-Cola.

Entre su amplio currículum instructivo, primero en la Academia Peña y el Círculo de Bellas Artes, y posteriormente en la Academia de San Fernando de Madrid, destaca por ser uno de los discípulos más aventajados del maestro Antonio López. En 2006 fue galardonado con el Premio Castilla y León de las Artes.

Esta exposición está compuesta por 51 obras que conforman la colección al completo titulada “La casa de Palomares”. Una serie que ha sido enmarcada para esta cita, loque significa también que es inédita para el público.

La casa de Palomares está situada en la zamorana zona de la Hiniesta, y representa toda una lección de arquitectura rural, muros de adobe, de ladrillos, madera y restos de estancias y recintos dedicados a la agricultura, que el autor ha explorado a conciencia, y dedicado meses y sesiones interminables de mañana y tarde para poderlo expresar con exquisitez y sublimidad en est

a colección de obras, todas ellas de una misma estética.

Para esta pintura, llena de realismo y modernidad sin prejuicios, Mezquita escoge deliberadamente el dibujo y la acuarela con algunas singularidades, como el “no acabado” de algunas obras como elemento estilístico de modernidad, dejando respirar el papel, y transmitiendo ese silencio secuaz que tanto le define, y que sirve, para acentuar más la sonoridad de la composición y de la propia vivienda.

Ese realismo que sostienen todas las composiciones, junto a su temática rural, convierten a esta exposición en recuerdo y homenaje a la España vacía, retratando el día a día del pasado en esos pueblos hoy deshabitados. Según palabras del autor el día de su inauguración: “Mi motivo es la recuperación de la memoria”.

Hasta el momento, “La casa de Palomares” de José María Mezquita, está registrando un gran éxito de público y crítica especializada, y la cifra de visitantes supera ya las 1.200 personas. Esta exposición podrá visitarse hasta el próximo 26 de septiembre de 2019.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.