Burgos recogió 500 casos de ictus el año pasado

Burgos recogió 500 casos de ictus el año pasado
Vota este artículo

El Paseo de la Sierra de Atapuerca acoge durante este fin de semana una iniciativa de Freno al Ictus, la Sociedad Española de Neurología y la Fundación Mapfre, con el objetivo de informar a los burgaleses sobre qué es un ictus, qué factores de riesgo y síntomas están detrás de esta enfermedad.

Asimismo quieren enseñar cómo hay que actuar para sufrir el menor daño posible.

Se trata de un cerebro gigante en el que los participantes aprenderán a través de vídeos y actividades interactivas como prevenir esta patología.

La concejal de Sanidad del Ayuntamiento de Burgos, Estrella Parerdes, ha presentado esta iniciativa, para poner voz a este problema que cada vez afecta a más personas, al tiempo que recuerda que el ictus es la segunda causa de muerte, y la primera en el caso de las mujeres, además es la primera causa de discapacidad funcional en adultos.

Un ictus es una alteración de la circulación cerebral que compromete la llegada de sangre al cerebro.

Existen determinados factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de sufrirlo, como la hipertensión arterial, el sedentarismo, el colesterol alto o la diabetes, o el estrés el tabaco y las drogas.

En Burgos, durante 2018 se recogieron 500 casos de ictus, de los cuáles ingresaron 392 afectados en fase precoz. Los tratamientos que mejoran el pronóstico a corto plazo, se aplicaron a un total de 85 personas.

Este cerebro gigante instalado en el Paseo de la Sierra de Atapuerca se mantendrá hasta el sábado por la tarde, y después recorrerá otras capitales de provincia para hacer visible la importancia de conocer qué es un íctus y cómo prevenirlo.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.