El subdelegado del Gobierno ha presidido de la Comisión que coordina la Campaña Provincial de Vialidad Invernal 2019-2020

El subdelegado del Gobierno ha presidido de la Comisión que coordina la Campaña Provincial de Vialidad Invernal 2019-2020
Vota este artículo

El Ministerio de Fomento dispone de 91 máquinas quitanieves y 10.000 toneladas de sal para hacer frente a las nevadas en la provincia de Burgos.

En la actualidad no hay ninguna alerta activa en la provincia del protocolo de actuaciones de los órganos de la Administración del Estado ante nevadas que puedan afectar a la Red de Carreteras del Estado.

Esta mañana ha tenido lugar la comisión que coordina la Campaña provincial de Vialidad Invernal 2019-2020 en la Red de Carreteras del Estado en Castilla y León en la sede de la Demarcación de Carreteras. Presidida por el subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, a la reunión han acudido responsables de la Demarcación, así como de la Jefatura de Tráfico, Comandancia de la Guardia Civil, Comisaria Provincial del Cuerpo Nacional de Policía y Unidad de Protección Civil.

En esta reunión se ha analizado el protocolo de la Subdelegación el Gobierno en Burgos para la “Coordinación de las actuaciones de los órganos de la Administración General del Estado ante nevadas y otras situaciones meteorológicas extremas que puedan afectar a la Red de Carreteras del Estado en la provincia de Burgos”, en el cual se los efectivos materiales con los que se dispone, tales como 91 máquinas quitanieves, 44 estaciones meteorológicas, silos y depósitos para 25.280 toneladas de sal, depósitos para casi 1,3 millones de litros de salmuera y 16 plantas para fabricar esta concentración de sal y agua, la salmuera, con la que se consigue extender mejor la sal y evitar la formación de placas de hielo.

Además en este protocolo se recogen los procedimientos operativos para el desarrollo de la campaña. De esta manera, se establecen las medidas preventivas, las circunstancias en las que se activarían las fases de protocolo (alerta, preemergencia y emergencia) y la consiguiente movilización de los efectivos, así como la canalización de la información a los ciudadanos tanto de las previsiones del tiempo como del estado de las carreteras.

Se trata de garantizar la seguridad y el movimiento de personas y mercancías por carretera en situaciones meteorológicas adversas. Para ello se intenta primero prevenir la formación de placas sobre las calzadas cuando se esperen nevadas. Después, en caso de que estas se produzcan, retirar con celeridad y eficacia la nieve para minimizar las perturbaciones al tránsito de vehículos. Y del mismo modo, informar a los usuarios de carreteras de cualquier incidencia con antelación suficiente. Existen situaciones en las que, por la intensidad de las nevadas o de otras condiciones meteorológicas extremas, es obligado recomendar a la ciudadanía a que no utilicen determinadas vías y también exigir el uso de cadenas o incluso a prohibir transitar por determinados tramos. Cuando se producen estas circunstancias es imprescindible la comprensión y la colaboración de los ciudadanos. Por eso es tan importante permanecer atentos a las informaciones oficiales y seguir las indicaciones que se den por parte de Protección Civil, de la Aemet y de la DGT.

Fases de alerta, preemergencia y emergencia

La campaña de vialidad invernal propiamente dicha suele encuadrase entre el 1 de noviembre y el 30 de abril, pero eso no quiere decir que no puedan producirse episodios antes o después de estas fechas. Para ello, es importante estar familiarizado con las denominaciones que se utilizan para trasmitir la situación en la que nos encontramos en relación a este protocolo.

De esta manera, se declara fase de alerta cuando la Aemet emite boletines de aviso por nevadas con nivel amarillo, naranja o rojo. El solo hecho de activar esta fase significa que las unidades de Demarcación de Carreteras movilizan a sus medios en la zona en la que se activa: esparcidoras de sal y fundentes y máquinas quitanieves. Del mismo modo, la Guardia Civil despliega a sus efectivos de tráfico y se realizan las previsiones necesarias por si hubiera que reunir el Comité ejecutivo de esta Comisión.

Se declarará la fase de preemergencia cuando la intensidad de la nevada hace prever dificultades para la circulación o cuando la nieve caída, el hielo u otra circunstancia dificulte efectivamente la circulación.

La fase de emergencia se establecerá cuando resulte necesario prestar atención a personas que han quedado bloqueadas o retenidas y no pueden seguir su viaje por medios propios.

Cada fase tiene una intensidad de respuesta y actuación.

Niveles de riesgo de la Dirección General de Tráfico

 Por su parte, los niveles de riesgo que establece la DGT son los siguientes:

Nivel verde. Comienza a nevar y se pide prudencia.

Nivel amarillo. Hay nieve en la calzada y ya no pueden circular camiones.

Nivel rojo. La calzada está completamente cubierta de nieve. Sólo pueden circular turismos con cadenas o neumáticos de invierno. Nivel negro. La carretera se encuentra intransitable y está cerrada al tráfico.

Información sobre el estado de carreteras

Además de la información trasmitidas por los medios de comunicación, la ciudadanía dispone de medios para conocer el estado de las carreteras como el teléfono 011, la página web inforcar.dgt.es, de la aplicación gratuita de la DGT y de la cuenta de Twitter @informacionDGT, donde las incidencias en la provincia se publican con la etiqueta #DGTBurgos.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.