La Guardia Civil desmatela un taller de explosivos clandestino en Miranda de Ebro

Vota este artículo

La Guardia Civil ha desmantelado en Miranda de Ebro un taller clandestino de fabricación de artefactos explosivos improvisados, en el marco de la Operación «Tangerina», siendo una de las mayores incautaciones de artefactos de fabricación artesanal en España.

Material incautado en la Operación Tangerina

Material incautado en la Operación Tangerina

Una persona se encuentra en prisión por supuestos delitos de Tráfico de de Armas, Depósito de Armas de Guerra, Depósito de Armas, Depósito de Municiones y Depósito de Explosivos. El detenido carecía de permiso de armas, y éstas estaban adquiridas en Eslovenia a través de internet.

En su domicilio tenía un taller clandestino de fabricación de explosivos, así como armas de fuego y material para la fabricación artesanal de munición, pero los agentes sostienen que no tenía intención de vender las armas sino que era un aficionado a ellas.

El teniente coronel, Alfonso Martín ha comentado que esta es una operación destacada debido a la alta cantidad de material intervenido y a los conocimientos del detenido en materia de armas y artefactos explosivos debido a su vinculación laboral con una empresa metalúrgico.

Momento de la presentación de la Operación Tangerina

Momento de la presentación de la Operación Tangerina

Se han intervenido 17 artefactos explosivos ya montados y cargados, 26 armas de fuegos, dos de ellas de guerra, chalecos antibalas, silenciadores y más de 2.800 cartuchos de diferentes calibres, así como 30 kilos de distintas sustancias químicas precursoras de explosivos y material de laboratorio.

Las entraban ilegalmente en el país a través de paquetes postales, por lo que al no estar registradas en las bases de datos nacionales, podían ser desviadas al mercado ilegal o empleadas en actos delictivos.

Los padres del detenido conocían los hechos, pues llevaba más de tres años acumulándolo en su garaje y piso; lo que supone un peligro real para los vecinos del inmueble. Se enfrena a una pena de entre 8 y 10 años de prisión

Deja tu comentario

Your email address will not be published.