Podemos plantea una propuesta de gestión de plagas por parte del Ayuntamiento

Podemos plantea una propuesta de gestión de plagas por parte del Ayuntamiento
Vota este artículo

Podemos Burgos propone al Ayuntamiento que asesore y ayude a los vecinos y vecinas de Burgos a luchar contra la oruga procesionaria del pino a través de un plan básico de gestión de plagas que recoja esta y otras actuaciones que el mismo deba realizar. 

Margarita Arroyo, Portavoz de Podemos Burgos, ha señalado que cada vez hay más oruga procesionaria en los parques de Burgos, no solo en las zonas arboladas como el cinturón verde, sino también en los parques y jardines urbanos. Esta especie de lepidóptero anida sobre todo en los pinos, pero también es frecuente en cedros y abetos, especies habituales del paisaje urbano burgalés.

Los daños y perjuicios que provoca esta oruga tiene dos vertientes. Por un lado en el arbolado, provocando la defoliación del pino, que conlleva a un debilitamiento del arbolado con un anormal crecimiento en años sucesivos. En este sentido Arroyo ha criticado la actuación del Partido Popular sobre cómo dejó el arbolado de los parques y jardines debido a su nula gestión. Por otro lado, en las personas y animales, los pelos urticantes de la oruga tienen forma de arpón y al clavarse y romperse en la piel inoculan una sustancia que si la persona es sensible, puede desencadenar un mecanismo que provoca cuadros alérgicos que pueden ser de gravedad en algunos casos.

Oruga procesionaria del pino

Oruga procesionaria del pino

«Cada vez hay más en nuestros parques y jardines porque los inviernos cada vez son más suaves y las primaveras se adelantan, la crisis climática ademas va a favorecer un mayor número de ejemplares de procesionaria con una presencia cada vez más temprana», exponía Arroyo. Los pelos urticantes de la oruga que tocan partes expuestas causan un vivo dolor seguido de una gran comezón y de la aparición de un eritema y ronchas de urticaria. También pueden originar conjuntivitis, rinitis y alergias respiratorias. Debido a los riesgos para personas y animales, en los momentos en los que las orugas bajan a tierra, se reduce el uso social de parques y jardines de los espacios públicos.

Actualmente en Burgos se hace la retirada manual de los bolsones y la colocación de trampas anillo y tratamientos fitosanitarios. Desde Podemos creen e instan al equipo de Gobierno a la realización de la elaboración de un plan básico de plagas que entre otras cosas incluya el asesoramiento a los particulares. «Nos parece además este asesoramiento importante porque la ayuda a los ciudadanos a combatir la plaga en su espacio particular repercute positivamente en la ciudad», ha comentado Arroyo.

 

Deja tu comentario

Your email address will not be published.