Agricultura aprueba la norma de calidad de la miel sin atender las reivindicaciones del sector

Agricultura aprueba la norma de calidad  de la miel sin atender las reivindicaciones del sector
Vota este artículo

COAG CASTILLA Y LEÓN observa falta de peso político en Europa del Gobierno español al no lograr acuerdos para que se detallen los porcentajes de mezcla. Una miel etiquetada como procedente de España y China puede ser un 99 por ciento china y un 1 por ciento española, por tanto, el consumidor no está recibiendo información veraz.

Tampoco contempla el etiquetado si la miel ha sido sometida a un proceso de pasteurización para que aparezca líquida en el lineal, hecho que resta calidad a la miel y también propicia la mezcla, y por ende, el fraude.

Si se trata de defender al productor español, espíritu de la norma, el Real Decreto aprobado se queda lejos

El Gobierno ha aprobado un Real Decreto sobre la norma de calidad de la miel que modifica la información sobre el producto que debe aparecer en su etiquetado. Determina que cuando la miel tenga distintas procedencias han de aparecer todos los países originarios de la misma, pero omite lo más importante: los porcentajes. Así, una miel producida en un 99 por ciento en China y en un 1 por ciento en España, aparecerá en su etiquetado como originaria de España y de China, hecho que continuará posibilitando el fraude al consumidor.

Además, sostiene COAG Castilla y León, si se hace una norma de calidad para beneficiar al productor español, ese sería el espíritu del Real Decreto, de esta manera no lo beneficia en absoluto. El Ministerio sabrá y deberá explicar el porqué.

Por ello, COAG Castilla y León considera que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación no ha sido valiente al no aprovechar la oportunidad para zanjar de una vez por todas las potenciales intenciones de cometer trampas en el etiquetado exigiendo una información mucho más detallada al incluir los porcentajes de mezcla.

No obstante la nueva norma de calidad si determina que el orden de aparición de los países debe ser el mismo de la aportación porcentual a la producción, esto es, aparecen más arriba los que más porcentaje de producción aportan. Y también desaparece la denominación mezcla de mieles UE o no UE, que metía en el mismo saco a mieles chinas o sudamericanas, sin especificar su procedencia real.

COAG Castilla y León lamenta también que el etiquetado no contemple la obligatoriedad de especificar si el producto ha sido sometido a procesos de calor para evitar su cristalización. Algunas empresas, sobre todo las que distribuyen a grandes superficies de alimentación, someten la miel a un proceso de pasteurización para que siempre esté líquida, hecho que merma la calidad de la miel. Primero, porque ya sería una miel procesada y segundo porque al ser más líquida favorece la mezcla y por ende, de nuevo el fraude. Las diferentes mieles se unifican mejor si están líquidas.

Recordemos que un etiquetado claro sobre el origen y preciso respecto de los porcentajes de mezcla es una reivindicación histórica del sector apícola liderada por COAG. Las importaciones masivas de miel a bajo precio y menor calidad están poniendo en serio riesgo el mantenimiento de nuestra apicultura. Los apicultores profesionales son muy necesarios porque prestan un servicio público y medioambiental estratégico para la sociedad y la naturaleza: el 76% de la producción de alimentos y el 84% de las especies de plantas dependen de la polinización que realizan las abejas. Precisamente la polinización es el principal bien que nos proporcionan las abejas, siendo además los productos de la colmena (miel, polen, cera, etc.), excelentes.

Castilla y León es la Comunidad con mayor número de explotaciones apícolas, con 5.145 lo que representa el 15,7% del total nacional; genera de media al año más de 40 millones de euros en Castilla y León y da trabajo a unas 5.000 personas. En Salamanca, la apicultura tiene un papel protagonista ya que esta provincia lidera el censo de colmenas al concentrar el 62% de las existentes en la Comunidad, unas 272.923.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.