El PSOE de Burgos destaca el compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez con la dinamización del entorno de la central nuclear de Garoña

El PSOE de Burgos destaca el compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez con la dinamización del entorno de la central nuclear de Garoña
Vota este artículo

Enresa ha presentado la solicitud de desmantelamiento de la planta y se propone facilitar la actividad económica en su zona de influencia

La secretaria general del PSOE de Burgos y diputada nacional, Esther Peña, destaca la sensibilidad del Gobierno progresista que preside Pedro Sánchez con la dinamización del área de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña, tras presentar hoy Enresa la solicitud de desmantelamiento de la planta, con el compromiso de propiciar la dinamización en su entorno.

Una apreciación en la que coincide el portavoz socialista en el Senado, Ander Gil, quien recalca que, en el marco de la estrategia de Transición Justa del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la empresa pública “facilitará la actividad económica y la creación de empleo en la zona”, en colaboración con los ayuntamientos y los agentes sociales y económicos de la provincia y la Comunidad, con arreglo a la Ley de Contratos del Sector Público y respeto a los principios de transparencia y no discriminación.

En su opinión, este anuncio “cobra especial relevancia para el entorno de la central, que cesó su actividad en agosto de 2017, y el conjunto de la provincia, ante la situación de dificultad que se avecina, también para el medio rural, por la crisis de la Covid-19”. Señala la importancia de esta medida para las comarcas de las Merindades, la Bureba y Miranda de Ebro, tras el “frenazo” que supuso para su desarrollo la suspensión por parte del Gobierno de Rajoy del Plan Garoña que puso en marcha el PSOE y el empeño del PP en mantener la vida útil de esta central hasta los 60 años, “hasta que se vio obligado a rectificar”.

Enresa pide, además, la transferencia de titularidad de la central, lo que supone, según Peña, “un compromiso claro de este Gobierno y una garantía de seguridad para todos, de cara a iniciar el proceso progresivo del desmantelamiento”.

La diputada socialista remarca que el coste de estas actuaciones, estimado en cerca de 468 millones de euros, se sufragará con cargo al Fondo de Financiación para Actividades del Plan General de Residuos Radiactivos que gestiona Enresa y que se nutre de la prestación de los titulares de las centrales nucleares en explotación, “como siempre ha defendido el PSOE que debía hacerse”.

Confía, además, en que “una vez que el Ejecutivo ya está mostrando su compromiso con la reactivación económica y social del entorno de la central nuclear y su reindustrialización, tanto la Junta de Castilla y León como la Diputación Provincial de Burgos se sumen a la estrategia de este Gobierno progresista.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.