El equipo de Gobierno rechaza la propuesta de VOX de la compra centralizada por parte del Ayuntamiento para reducir el coste de mascarillas hasta valores de 30-40 céntimos

El equipo de Gobierno rechaza la propuesta de VOX de la compra centralizada por parte del Ayuntamiento para reducir el coste de mascarillas hasta valores de 30-40 céntimos
5 (100%) 14 votes

La propuesta ha sido descartada por el equipo de Gobierno y por Ciudadanos, sin interés alguno en alcanzar un acuerdo debido a que no es obligación del Ayuntamiento si no en todo caso de la administración autonómica

VOX ha explicado que ante la situación que se plantea de obligatoriedad de uso de mascarilla higiénica para toda la población, se proponen en el Ayuntamiento dos planteamientos diferentes, y encontrados entre sí.

Por una parte, la postura del grupo municipal del Partido Popular que supone la distribución gratuita y universal de mascarillas a los vecinos de Burgos, que supone un reparto del tipo «buzoneo» de un cierto número reducido de mascarillas (entre 5 y 10) que cubrirían las necesidades durante un breve espacio de tiempo, tras el cual la situación volvería a ser la misma, es decir que los burgaleses tendrían que volver a comprar esas mascarillas por su cuenta.

Por otra parte, la proposición de los grupos Municipales PSOE-Ciudadanos, que surge como respuesta a la anterior, y que propone el reparto selectivo, a personas en situación de dificultad económica, o mayores de 65 años en en general.

Esta última opción, es para VOX igualmente insatisfactoria, ya que afirman se reparte ese material a personas mayores sin tener en cuenta sus ingresos, y sin embargo quedan fuera de esta cobertura personas o unidades familiares que quizás si puedan necesitar esa prestación, como puedan ser familias numerosas o con personas dependientes a su cargo. Ante estas dos posturas encontradas, desde el grupo municipal VOX han propuesto en la Comisión de Contratación una vía de entendimiento que sería la forma más útil, a su parecer, de ayudar a la gran mayoría de los burgaleses. Esta vía supondría la subvención de la compra de estas mascarillas con el 50% del coste de compra de las mismas, fijando un máximo de mascarillas por persona.

Proponen la compra centralizada por parte del Ayuntamiento burgalés, para reducir el coste hasta valores cercanos a los 30-40 céntimos de euro por unidad, mediante un contrato que además incluiría la distribución por el medio que se considere más idóneo, preferiblemente farmacias, o el que se determine.

La propuesta de VOX ha sido descartada por el equipo de Gobierno municipal y por Ciudadanos, sin interés alguno en alcanzar un acuerdo porque no es obligación del Ayuntamiento si no en todo caso de la administración autonómica, y se tardaría en adjudicar el contrato. Ante estos argumentos, no compartidos por VOX, han recordado que la administración municipal es la más cercana al ciudadano, y que siempre debe tomar la iniciativa para suplir lo que otras administraciones no alcanzan. Además, tal como han puesto de manifiesto en la misma Comisión, según su propuesta, también es necesario realizar un contrato para la compra de material, por lo que el argumento en contra de PSOE-Ciudadanos no tiene ningún sentido.

Desde VOX han demostrado su capacidad para llegar a acuerdos consensuados al aprobar conjuntamente con el resto de grupos las medidas económicas para luchar contra los efectos de la crisis social. Hoy, su esfuerzo ha ido encaminado en la misma dirección, pero desde su punto de vista, se ha perdido una nueva oportunidad de alcanzar una solución pactada, que beneficie a los burgaleses, y que transmita la imagen de unidad de los grupos políticos que los burgaleses esperan ante la situación actual.

De nuevo, la formación verde hace un llamamiento al equipo de Gobierno para que se replantee su actuación y explore la posibilidad de alcanzar un pacto nacido de la suma de ideas y de la búsqueda del consenso.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.