Las personas mayores de Burgos han mostrado una gran fortaleza durante el confinamiento

Las personas mayores de Burgos han mostrado una gran fortaleza durante el confinamiento
5 (100%) 4 votes

El poder salir de estas personas una vez a la semana o cada diez días les ha aliviado la sensación de distancia y les ha favorecido la comunicación. Constantemente han estado informados de la existencia del 010 para cualquier tipo de ayuda. En general, los alumnos del programa están muy concienciados del problema existente y de la necesidad de quedarse en casa

La Concejala Delegada de Voluntariado y Mayores, Dolores Ovejero, ha presentado esta mañana el excelente trabajo que han realizado las trabajadoras municipales del programa de Envejecimiento Activo del curso 19/20 durante el estado de confinamiento. Ha destacado la buena predisposición desde el primer momento a la que se han unido los conocimientos, habilidades y una gran actitud.

Las trabajadoras comenzaron a contactar con los alumnos del programa por inciativa propia para interesarse por su estado, necesidades y situación. Se preparó también un guion de entrevista para realizarles para conocer si vivían solos, acompañados, cómo se organizaban en su tiempo libre, compra de alimentos, si tenían apoyo familiar o vecinal, con quién se comunicaban y conocer también su estado de salud físico y emocional.

Del total de 1.500 personas inscritas, todas ellas mayores de 60 años, se ha realizado un especial seguimiento de quienes tienen mayor vulnerabilidad que requieran de mayor atención y supervisión. Las conclusiones que se han sacado de todas las llamadas es que la mayor parte ha trasladado sentirse bien de salud, han interpretado que son personas muy resistentes, quejándose poco de la situación que han tenido que vivir. Ovejero ha afirmado que a lo largo de la llamada han mostrado un estado de ánimo menos elevado, ya que la mayoría tienen familiares o conocidos afectados por el virus o que incluso han fallecido, factor que les afecta negativamente.

La mayor parte de estos mayores han vivido el confinamiento con su cónyuge o solos, aunque algunos han optado por el traslado a casa de los hijos o alguno de ellos se ha ido a vivir con los padres, y una minoría son atendidos por sus cuidadores. También han ido a pasarla a sus pueblos o están esperando a poder ir. Se ha comprobado que la mayor parte de ellos no necesita ayuda externa, debido a que se valen por sí mismos o por el apoyo familiar  y tambien en ocasiones los vecinos han contribuido en su bienestar, así como los comercios de proximidad o Protección Civil, que les han acercado los pedidos.

La posibilidad de pasear trajo una mayor relajación en todos ellos propiciando un mejor humor, un estado de ánimo más elevado y sentirse más comunicativos. El tiempo de confinamiento les ha producido fisicamente una cierta rebaja en su capacidad y se encuentran deseando recuperarla a través de paseos. En menor medida algunos han señalado tener miedo a salir y prefieren esperar a que la situación este mas controlada y haya menos riesgo. Los participantes han agradecido que se haya tenido esta iniciativa de contacto y seguimiento a través del teléfono, de correo, videollamadas o grupos de Whatsapp trasmitiendo a las educadoras su agradecimiento a ellas, al programa y al Ayuntamiento en general del por la iniciativa.

De cara al próximo curso se está valorando la continuidad de todas las actividades en la medida de lo posible, ya que no se sabe lo que ocurrirá, Ovejero ha reafirmado que hay una buena parte de ellas es funcional y que se sigue trabajando en ello y que a pesar de los miedos que se han detectado en algunas llamadas, una parte importante de estas personas tiene el deseo de recuperar las actividades habituales y volver a estar con sus compañeros.

Gerencia de Servicios Sociales

Desde la Gerencia, los técnicos en animación comunitaria de los centros cívicos se han agrupado también para llamar a los mayores de 80 años que vivieran solos. A través del padrón se consiguieron direcciones teléfonos y se han puesto en contacto con ellos logrando recopilar 2.226 llamadas a las que responden mas o menos la mitad, quedando sin respuesta unas 1.154 debido a que los números eran erróneos, no contestaban o salía el contestador automático.

Dolores Ovejero, concejala de Voluntariado y Mayores

Dolores Ovejero, concejala de Voluntariado y Mayores

Ovejero ha comentado que muchas de estas personas estaban o bien con sus familiares viviendo o bien en centros residenciales. De estas llamadas el 81% fueron mujeres y el 19% hombres. Con las mujeres la conversación fue mas fluida, la llamada era mas larga y la entrevista que fue preparada por la psicóloga de la Gerencia logró alcanzar la idea en conjunto de cómo era su estado de animo, asistencia física, a qué dedicaban su tiempo, etc. El 19% de hombres proporcionaron menos informacion, dieron menos conversacion o colgaron.

También estos técnicos realizaron una valoración entre las personas desde los 80 a los 89 años. Del total de 1.491 personas de esta edad, 790 fueron entrevistadas y de más de 90 años se ha conseguido realizar 272 entrevistas. La mayor parte de los mayores de 80 años se dedujo que vivían solos aunque en ocasiones algún familiar se ha trasladado a vivir con ellos desde el comienzo del estado de alarma.

Ovejero ha subrayado que se ha encontrado a estas personas muy responsables, disciplinadas, cumpliendo con la obligación de no salir mas allá de sus necesidades y en general están bien informados, muy conscientes de la situación que se vive y algo temerosos de las medidas de seguridad. En general han manifestado tener una buena salud compatible con las patologías asociadas a su edad o casos de dependencia, pero se ha visto que son personas con una gran fortaleza tanto física como de espíritu y que afrontan la situación con mucha resiliencia y con gran capacidad de adaptación.

En casos de necesidad por atención al duelo o derivado por el fallecimiento de algún familiar por COVID-19 o algún cónyuge hospitalizado, las llamadas han durado más y ellos se han mostrado muy proclives a hablar y transmitir sus sentimientos. En los casos de mayor vulnerabilidad emocional han vuelto a contactar y se les ha hecho un seguimiento para mantener un poco el contacto y que ellos no se sintieran solos en ningún momento.

La mayoría de estas personas se comunican con familiares y amigos por teléfono, videollamada o Whatsapp. Como actividades que realizan, las tareas cotidianas del hogar las han organizado de forma que les ocupe el tiempo y han hecho también cosas un poco mas especiales. Echan de menos ese contacto social de forma habitual que han mantenido, unido a la incertidumbre del futuro haciendo que su estado de animo en ocasiones haya decaído. La mayoría son mujeres viudas que acuden a centros de mayores, centros cívicos, parroquias, y al quedar suspendida toda reunión social lo han notado y han sentido ese bajón de ánimo.

Estas entrevistas se han realizado bajo un guion elaborado por la psicóloga del Área de Familia e Infancia y también se les ha transmitido a lo largo de las llamadas las recomendaciones como el lavado de manos, paseos por casa, y el ofrecimiento del Ayuntamiento para que pudieran en caso de dirigirse en caso de necesidad.

Cumpleaños centenaria

Cumpleaños Charo López Ruiz

La concejala también ha querido comentar que el pasado viernes felicitaron a través de Zoom a una de las alumnas de las aulas María Zambrano, a Charo Lépez Ruiz que cumplia 100 años. Ha explicado que ella tenia la pena de que este año no le iban a poder hacer fiesta sus compañeras y se quiso darle la sorpresa. En ella estuvieron presentes tanto compañeras de las aulas como la concejala coordinadora de Servicios Sociales, Sonia Rodríguez, el gerente, jefe del área de mayores, profesoras de las aulas y familia de ella. Afirma que fue un acto muy emotivo y bonito, donde estuvieron una hora charlando con ella y que fue un rato muy agradable que dio bastante alegría y satisfacción ya que es una mujer encantadora muy abierta y con una gran lucidez.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.