UPA recuerda que recortando la PAC no pierden los agricultores y ganaderos sino que lo hace toda la sociedad

UPA recuerda que recortando la PAC no pierden los agricultores y ganaderos sino que lo hace toda la sociedad
Vota este artículo

UPA rechaza el recorte de alrededor del 9% de la PAC que propone la Comisión Europea. Con cada vez más exigencias y menos presupuestos, las cuentas no salen y los agricultores y ganaderos de Castilla y León sufrirán sus consecuencias  

UPA rechaza el recorte de alrededor del 9 % de la PAC que ha propuesto la Comisión Europea en las últimas horas.

Europa ha presentado a bombo y platillo su propuesta de presupuesto para los próximos años, y la presidenta Ursula Von Der Leyen, en un discurso pretendidamente trascendente, ha centrado su presentación los detalles del fondo de reconstrucción de la economía post-COVID-19. Según los datos aportados, el fondo comunitario coloca a España como el segundo beneficiario, por detrás de Italia.

Más desapercibidos han pasado los detalles del resto del Marco Financiero 2021-2027, que también se ha conocido en las últimas horas y que determina, entre otras cosas, el monto que se destinará a la Política Agraria Común o al llamado Fondo para una Transición Justa.

La CE propone recortar la PAC y un primer vistazo a las partidas destinadas al sistema agroalimentario europeo demuestra que la PAC sufrirá recortes, lo que a juicio de UPA es “incongruente e ilógico” con las cada vez mayores exigencias a las que deben ajustarse los agricultores y ganaderos.

La PAC que propone la CE sufrirá un recorte de alrededor del 9% entre el primer y el segundo pilar. Algo que para UPA no encaja con la ambición de las instituciones europeas de apuntalar un sistema agroalimentario fuerte y sostenible que esté en el centro de políticas estrella de la UE como el Green New Deal.

Los agricultores y ganaderos de explotaciones familiares consideramos que esta primera propuesta deberá ser trabajada y modificada. Europa se merece una Política Agraria Común más fuerte, más justa y más social, que apoye a los modelos que más beneficios aportan a la sociedad y que garantice a los 500 millones de europeos la soberanía alimentaria que merecen y demandan.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.