Vuelve el programa de verano destinado al público infantil en los centros cívicos

Vuelve el programa de verano destinado al público infantil en los centros cívicos
5 (100%) 6 votes

El programa de verano infantil centra su actividad, para reforzar el apoyo a las familias

También en la época estival toma protagonismo, en los centros cívicos municipales, el programa infantil de vacaciones. Este programa adquiere un carácter estratégico para la Gerencia de Servicios Sociales por dos motivos esenciales:

Como consecuencia del confinamiento por el COVID-19 se ha suspendido el curso escolar desde mitad de marzo, provocando en los niños una ruptura en su proceso educativo y de socialización, que se reforzará en verano en los centros cívicos.

Asimismo, la programación de verano pretende atender las necesidades de conciliación de la vida laboral y familiar en las familias, que se han extendido en el tiempo. En las familias a las que ha afectado el desempleo, en uno o en los dos progenitores, la situación de estrés requiere más que nunca el alivio psicosocial que permiten nuestros programas.

Es por todo ello, más necesario que nunca, garantizar la salud de todos los participantes por lo que se adoptan una serie de medidas excepcionales:

– Para garantizar el distanciamiento se reducen sensiblemente las plazas. Los grupos de atención se compondrán de un máximo de 9 plazas, las dos primeras semanas, y de 12 plazas el resto del verano, atendidos por un profesional.

– Se ha reforzado el personal, de modo que la ratio se sitúa en la horquilla (entre 6 y 9) de niños atendidos por cada profesional.

– Se implementan medidas de higiene frecuente y programada de manera regular.

Se replantean las salidas, a la vez que se potencian para así reducir el tiempo en lugar cerrado y aumentar el de espacios abiertos.

– Se establece la toma preventiva de temperatura.

– Es preceptivo el uso de mascarilla a partir de 6 años.

– Se establece un protocolo para regular los flujos de entrada y salida, con el objetivo de minimizar las concentraciones.

– Se incorpora un protocolo ante la detección de sintomatologías compatibles.

Las plazas ocupadas (3.371 en total), disminuyen un 57,9%. La disminución de plazas (ofertadas y ocupadas) se explica por la incidencia de la crisis sanitaria del COVID-19. Del total de plazas infantiles ocupadas, el 58,4% utilizan el servicio de cuidados, creciendo ligeramente.

El programa llega así a 1.141 niños y niñas, participando en un promedio de 2,95 semanas (promedio muy similar al de otros años). El grado de ocupación es del 95%, similar al del año anterior en fecha equivalente y muy homogénea en casi todos los centros.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.