La Fundación Caja de Burgos y la Fundación ”La Caixa” conceden ayudas a 36 proyectos de voluntariado ambiental

La Fundación Caja de Burgos y la Fundación ”La Caixa” conceden ayudas a 36 proyectos de voluntariado ambiental
4.9 (98.18%) 11 votes

El programa está destinado a respaldar iniciativas para la conservación del patrimonio natural de las provincias de Burgos, Palencia y Valladolid

La Fundación Caja de Burgos y la Fundación «La Caixa» han respaldado un total de 36 proyectos medioambientales de las provincias de Burgos, Palencia y Valladolid en la octava convocatoria de ayudas para el voluntariado ambiental, iniciativa que se enmarca en la actividad que desarrollan ambas entidades de manera conjunta desde el año 2013.

Bajo el título «Reconciliando personas y naturaleza», con esta línea de trabajo se apoyan proyectos de recuperación del medio natural promovidos tanto por administraciones locales, mancomunidades y otras unidades administrativas de régimen local como por entidades y asociaciones sin ánimo de lucro.

Los proyectos, que ya se encuentran en fase de ejecución con cerca de 2.000 voluntarios implicados, incluyen actuaciones sobre bienes públicos y se centran en cinco ámbitos: actuaciones de ecología de la reconciliación que fomenten la biodiversidad en los entornos humanizados proporcionando escenarios de unión de las personas con las áreas naturales para aumentar su aprecio por la Naturaleza; fomento de la realización y señalización de itinerarios ambientales con el objeto de conectar a las personas con la naturaleza; mejora de la calidad y disponibilidad de agua a través de la recuperación y mejora ambiental de riberas, cauces, humedales, turberas, fuentes o manantiales; proyectos que ayuden a la lucha contra el cambio climático con el fin de contribuir a mejorar el bienestar humano mediante actuaciones de mitigación y adaptación; o actuaciones y estudios científicos que analicen y contribuyan a la lucha contra especies invasoras o aspectos concretos de la diversidad natural que ayuden a mejorar nuestro conocimiento y relación con el entorno.

Las Aulas de Medio Ambiente de la Fundación Caja de Burgos han diseñado sus propios proyectos dentro de esta convocatoria. El centro de la capital burgalesa ha planteado un proyecto de ciencia ciudadana dirigido a conocer e inventariar las aves que habitan el río Arlanzón en su tramo urbano, y continúa con los trabajos iniciados hace ocho años en el parque de Fuentes Blancas encaminados a la mejora de las poblaciones de una flor amenazada, la anémona amarilla.

El proyecto del Aula de Medio Ambiente de Palencia se centra este año en fomentar la presencia de insectos polinizadores y mariposas en el entorno urbano de la ciudad palentina. Para ello se trabajará en la construcción de un hotel para insectos polinizadores beneficiosos y en la adecuación del entorno para facilitar la presencia de mariposas mediante la plantación de flores nutricias.

Y el Aula de Medio Ambiente de Valladolid se desplaza a la Reserva Biológica Urbana “El Tomillo”, donde, en colaboración con la Asociación ACENVA, desarrollará un proyecto para visibilizar y desmitificar uno de los grupos faunísticos más desconocidos de nuestro entorno, los murciélagos.

Además, han recibido estas ayudas proyectos muy variados. Así, dentro del Geoparque Las Loras se continua con la señalización de una ruta circular en Renedo de la Escalera y la recuperación de un pequeño manantial en Úrbel del Castillo. También en la provincia burgalesa, en Aranda de Duero se lleva a cabo una limpieza y acondicionamiento de fuentes dentro del municipio, así como diferentes intervenciones en el rio Bañuelos para retirar residuos del cauce y ribera.

En la localidad palentina de Abarca de Campos se va a realizar una plantación con 150 olmos resistentes a la grafiosis, y en el corazón de la Montaña Palentina se proyecta recuperar un antiguo sendero que conduce a un roble centenario en Herreruela de Castillería.

En Piñel de Abajo (Valladolid) se fomenta la presencia de mariposas nocturnas y diurnas con la plantación de 2.000 especies de floración dilatada y productores de frutos, siembra de herbáceas e instalación de riego. Y en las Lagunas del Raso de Portillo, también en territorio vallisoletano, la Asociación Garrapinos lleva a cabo un proyecto de fomento de la biodiversidad y mejora del uso público.

Las Aulas coordinan y colaboran además con la organización de la acción de voluntariado y, en caso de ser necesario, apoyan con voluntarios propios las actuaciones de forma coordinada con los vecinos del municipio para la mejora ambiental de la zona seleccionada. Además, ofrecen asesoramiento técnico, preparan el terreno en los casos en que se requiere maquinaria y difunde convenientemente las actividades desarrolladas.

El Aula de Medio Ambiente ha proporcionado asimismo formación a todos los voluntarios en sus respectivas localidades, mediante recorridos que ayudan a reconocer la biodiversidad y los puntos de interés de sus respectivos entornos, al tiempo que brinda pautas para su conservación, seguimiento y mejora. Esta labor formativa la está realizando personal especializado en la realización de programas de Educación Ambiental para todas las edades en el entorno rural y el medio natural.

En sus ocho ediciones, el programa de ayudas al voluntariado ambiental de la Fundación Caja de Burgos y la Fundación «La Caixa» ha respaldado un total de 293 proyectos, en los que se han involucrado más de 10.000 voluntarios de las provincias burgalesa, palentina y vallisoletana.

Proyectos concedidos en 2020 en la provincia de Burgos

  • Reforestación con plantas autóctonas de antiguas choperas de producción en Padilla de Arriba.
  • Limpieza y recuperación de las fuentes de Villasandino.
  • Recuperación del manantial de Úrbel del Castillo y recuperación de los senderos tradicionales dentro del Geoparque Las Loras.
  • Mejora ambiental del entorno de “La Charca “ y “La Regadera” en Palacios de la Sierra.
  • Mejora ambiental del Cementerio de Sad Hill en Santo Domingo de Silos.
  • Mejora y limpieza de fuentes en Gumiel de Izan.
  • Caminando a Santiago entre aromas y frutos en Hontanas. Plantación de variedades tradicionales de frutales y plantas aromáticas en Camino de Santiago.
  • Recuperación y mejora ambiental de fuentes en Hontangas.
  • Creación de senda botánica con especies autóctonas en Neila.
  • Recuperando espacios conectando personas: mejora del entorno de Fuente Pranillo en Ibeas de Juarros.
  • Fomento de la Biodiversidad en el colegio Condado de Treviño II: fomento de polinizadores.
  • Recuperación de la fuente y charca Paul del Juncal de Bañaña en Pancorbo.
  • Limpieza y recuperación de fuentes y río Bañuelos en Aranda de Duero.
  • Los vigilantes de nuestros cultivos: colocación de cajas nido para aves rapaces en Rabé de las Calzadas.
  • Recuperación de la Fuente Antigua de San Pedro y creación de charca para anfibios en San Martín de Humada.
  • Ciencia ciudadana y voluntariado ambiental en la ciudad de Burgos.
  • Seguimiento de aves en el río Arlanzón y mejora de las poblaciones de una planta amenazada en el Parque de Fuentes Blancas.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.