La Familia Gil de la Cuesta dona a la Diputación un conjunto de documentos relevantes sobre la ganadería ovina y la trashumancia del siglo XVIII

La Familia Gil de la Cuesta dona a la Diputación un conjunto de documentos relevantes sobre la ganadería ovina y la trashumancia del siglo XVIII
5 (100%) 13 votes

25 documentos pasarán a las dependencias del Archivo de la Diputación Provincial de Burgos procedentes de la villa de Barbadillo de Herreros

Esta mañana el Presidente de la Diputación, César Rico, ha firmado el acta de recepción del fondo documental de la Familia Gil de la Cuesta. Ignacio Gil de la Cuesta ha ofrecido al Archivo de la Diputación Provincial de Burgos un conjunto de documentos de su propiedad, que proceden de la Familia Gil de la Cuesta, originaria de Barbadillo de Herreros. Raquel Contreras, diputada responsable del área de Cultura de la Diputación, ha estado tambien presente en este acto.

Rico lo ha agradecido esta donación explicado que es «un acto de generosidad por parte de un eminente jurista, una persona vinculada al mundo judicial, magistrado del Tribunal Supremo, colaborador con el Banco de España y del Consejo General del Poder Judicial y una persona vinculada a la provincia de Burgos», refiriéndose a Ignacio Gil de la Cuesta.

Los 25 documentos datan de entre el año 1734 y 1770, que hacen referencia a la actividad ganadera de ovino sobre la lana, trashumancia y los cuales relatan la radiografía en aquellos momentos de esta actividad tan importante para la provincia de Burgos y en concreto, para la zona de la Demanda. Quedarán depositados en el Archivo Provincial para los burgaleses y todas aquellas personas «que quieran consultar cómo era en aquellos momentos este trabajo importante en el ámbito rural como es la ganadería y todo lo que repercutía en enriquecer la provincia de Burgos», señalaba Rico.

Parte de la documentación cedida por la Familia Gil de la Cuesta

Parte de la documentación cedida por la Familia Gil de la Cuesta

Para Ignacio Gil de la Cuesta ha sido «un placer» realizar esta acción y ha afirmado que le ha dado «mucha seguridad» saber que «esta documentación está en manos de la Diputación de Burgos» a partir de ahora. Ha indicado que aunque ha trabajado fuera de Burgos, sus raíces están en Barbadillo de Herreros y que es «burgalés por los cuatro costados». También ha querdo agradecer la gratitud y amabilidad con la que el Presidente de la Diputación y los funcionaros que han formado parte de esta intervención así como la gran relación de cordialidad que se ha establecido.

La Familia Gil de la Cuesta es un extraordinario exponente de la actividad de los ganaderos productores de lana merina de la sierra de la Demanda durante el siglo XVIII, y sus miembros actores protagonistas de la trashumancia de serranos burgaleses a las dehesas extremeñas.

Además César Rico le ha entregado como obsequio a Ignacio Gil de la Cuesta por parte de la Diputación un libro con una copia de todos los documentos cedidos.

FONDO: FAMILIA GIL DE LA CUESTA

Fechas extremas: 1734- 1770

El fondo documental de la familia Gil de la Cuesta, donado por D. Ignacio Sierra Gil de la Cuesta, contiene 25 documentos datados entre 1734 y 1770. La mayoría de ellos corresponde a Manuel Gil de la Cuesta, destacado ganadero y propietario  de rebaños de oveja merina, que desde Barbadillo de Herreros desarrolló esta actividad desde la Sierra de la Demanda hasta las tierras de Extremadura a través de la trashumancia.

La trashumancia no sólo consistía en el traslado del ganado en busca de pastos en los meses en los que no lo había en la sierra. Llevaba aparejada otras tareas en aras de asegurar el mantenimiento de sus rebaños, su alimentación y el control de los mismos.  Para estas tareas la familia Gil de la Cuesta contaba con criados y pastores, que  a juzgar por los documentos conservados, eran personal cualificado y responsable que rendía cuentas de su administración a sus dueños

Se han conservado 10 libros de cuentas que los criados presentaban a los Gil de la Cuesta.

Otros documentos ilustran las dificultades y problemas que se derivaban a la hora de localizar pastos para el ganado como  las hojas del pleito  con el deán y el cabildo de la catedral de Plasencia por “la tasación de las yerbas de la dehesa de Arenalejo”.

Curioso por el título es el libro denominado “Burrillo para ayuda de la memoria de este año de 1752 a 1753”, denominación coloquial de as anotaciones que tomaban los criados para la posterior rendición de cuentas.

Otras actividades quedan también referidas en la documentación donada tales como el comercio de la lana, a través de cartas de pago, relaciones con comerciantes franceses, etc.

Los documentos aportan algunos datos sobre las relaciones de la familia Gil de la Cuestas con los criados a su servicio en los dos “libros de socorro a los criados” que se han conservado.

Finamente el fondo documental Gil de la Cuesta permite también conocer aspectos relacionados con la vida privada de los miembros de la familia que podemos ver a través de Inventarios de bienes, como el que aparece en la “Memoria de los bienes que entra al matrimonio Bernarda García Baquero con Manuel Gil de la Cuesta”; correspondencia y noticias de algunos miembros de la familia que eligieron la carrera eclesiástica: la carta de  Joaquín Gil de da la Cuesta a Joseph Sainz, cordonero de la ciudad de Burgos, para que se le envíen a el y a su hermano distintas telas, botones e hilos para la confección de  sotana, chupa y casaca, además incluía ropas de lino y media arroba de chocolate.

El fondo incorporado al Archivo de la Diputación Provincial es de gran interés para conocer esta actividad ganadera en la Sierra de la Demanda en el siglo XVIII. Permite además relacionarlo con la información contenida en el Catastro del marqués de Ensenada, que es coetáneo y  que también se conserva en este Archivo.

Para concluir, podemos anunciar que en los próximos meses, una vez concluidos el trabajos de organización e inventario, se incorporaran al Archivo Provincial los documentos depositados por D. Desiderio Serrano, de Tolbaños de Arriba, miembro de la última familia que desde la sierra burgalesa se han dedicado a la trashumancia del ganado merino.

One Response to "La Familia Gil de la Cuesta dona a la Diputación un conjunto de documentos relevantes sobre la ganadería ovina y la trashumancia del siglo XVIII"

  1. Celia Sáinz Blanco  14 agosto, 2020 at 12:18 am

    Con perdón, pero hay que recordar a D. Ignacio Sierra y Gil de la Cuesta (familia muy estimada por mi familia) que el Apellido Gil de la Cuesta procede de Huerta de Abajo, eran escribanos en el Ayto del Valle de Valdelaguna, y aquí se puede decir lo que dice el refrán: tiran más dos…… que una carreta.
    Manuel Gil de la Cuesta 1690-1756), Hijo de Juan Gil de la Cuesta y Águeda González Rubio, natural de Huerta de Abajo y escribano del Valle se casó con Ana Mª de Sedano natural de Bllo. de Herreros,
    Este matrimonio tuvo 9 hijos TODOS en Huerta de Abajo.
    Alrededor de 1735 se fueron a vivir a Bllo. Herreros, se quiso llevar el Ayto a Bllo. y 1800 y pico Bllo. se independizó, del Valle de Valdelaguna.
    La esposa falleció 1748 en Bllo. y él en Burgos (de un cólico accidental, enterrado en la Iglesia de San Román)
    Este Manuel Gil de la Cuesta se casó en 2ª nupcias (1753) con Bernarda García-Vaquero y Soto (natural de Anguiano.
    Así se fueron sucediendo las diferente generaciones, hasta que llegamos a al Abuelo de D. Francisco Sierra y Gil de la Cuesta (1856) y su madre Dª Fulgencia.
    De todas formas, no deja de ser interesante esta documentación.

    Anguiano)

    Responder

Deja tu comentario

Your email address will not be published.