La seriedad de Burgos, principal atractivo para Dalmau y Samuel

La seriedad de Burgos, principal atractivo para Dalmau y Samuel
Vota este artículo

El lateral catalán se mostró convencido de que el UBU San Pablo va a poder «competir a cualquiera» esta temporada, mientras que el pivote definió el cuadro cidiano como «un sitio al que cualquiera podría venir»

El Club Balonmano Burgos tuvo este jueves una mañana intensa en su vuelta al trabajo de cara a la preparación de la temporada 2020/2021. Tras los habituales reconocimientos médicos, Samuel Gómez y Dalmau Huix fueron presentados en las Instalaciones de Itesal Ventanas (C/Demanda, 46), donde pusieron en valor la seriedad del proyecto burgalés, encabezado por su técnico, Nacho González.

Balonmano Burgos

Balonmano Burgos

David Gómez, gerente de Itesal, dio la bienvenida a ambos jugadores al club y a la ciudad y reiteró su compromiso con el Club Balonmano Burgos con el que viene colaborando desde la temporada pasada.

Dalmau Huix inició su presentación destacando la evolución que acumula su nuevo club en los últimos años: «Burgos es un proyecto de los que gustan, que está creciendo muy rápido y bien y creo que es un equipo que puede dar mucho que hablar este año en Plata». El lateral izquierdo catalán, se mostró optimista con respecto a la campaña que está por empezar: «Creo que con el equipo que hemos hecho, podemos competir a cualquiera».

Por su parte, Samuel Gómez derrochó entusiasmo por iniciar este nuevo viaje. Se mostró «muy contento de estar aquí en este club y con este proyecto» y reconoció que cuando se le presentó le pareció «muy interesante». «Estoy con ganas de disfrutar del balonmano, si el coronavirus nos lo permite», puntualizó el pivote andaluz.

Ambos jugadores reconocieron haber tenido muy buenas referencias del conjunto cidiano antes de llegar a Burgos, lo que les empujó a dar el ‘sí’ a la escuadra castellana. «Según he visto y he escuchado, aquí se hacen las cosas muy bien», afirmó Gómez. «En mi caso, el año pasado al principio de liga tuve una lesión en el gemelo, luego vino una pandemia mundial y fue un año para mí agridulce. Tenía ganas de disfrutar del balonmano y cuando hablé con Nacho fue muy rápido porque me pareció un sitio donde cualquiera querría venir», completó. Mientras, Dalmau admitió que «no conocía el Balonmano Burgos», pero en su anterior club, el Balonmano Zamora, «se hablaba bastante de que hacen bien las cosas y de que están creciendo mucho», relató. «Cuando me llegó la oferta, todos con los que hablé me decían que aceptase, que es muy buen club», añadió. «Luego cuando hablé con Nacho, me pareció un proyecto muy bueno, y me convenció enseguida», sentenció el primera línea.

En esta toma de decisiones, tuvo también un peso importante la figura del entrenador, Nacho González, un técnico de sobrada experiencia en Plata y Asobal. Aunque no le conocía personalmente, Huix reconoció que su contacto telefónico fue definitivo: «Cuando hablé con él, me pareció que todo lo que me contaba era interesante y todo el mundo me decía que es buen entrenador».  «Por mi parte fue una conversación rápida. Conocía su trayectoria y tuvo parte de culpa de que yo aceptara venir», adujo, Samuel.

Pensando ya en la temporada y en los rivales, el cordobés, con gran experiencia en categorías superiores, remarcó que «una de las cosas importantes en la División de Honor Plata es el factor cancha». Según el jugador, de 24 años, es que «aunque juegues contra el último clasificado siempre es muy complicado, aunque vayas primero». Esta igualdad, obliga a los equipos a «no bajar el ritmo» si quieren mantener sus objetivos. «Hay muchos equipos que en casa no pierden, pero el que arranca puntos fuera es el que da un pasito siempre al frente», señaló el internacional.

En este sentido, Dalmau también incidió en la importancia de los encuentros que se juegan fuera de casa en esta categoría, máxime en un grupo como el que le ha tocado al UBU San Pablo, donde todos los rivales están a más de 500 kilómetros. «El gran factor por el que en esta categoría los equipos de casa ganan tantos partidos, es por los viajes», apuntó el catalán. «Tras un viaje de siete horas en autobús, es complicado jugar, pero al final todos los equipos pasan por esto y tienes que adaptarte lo mejor que puedas», añadió.

Test Covid negativos

La mañana se inició con los reconocimientos médicos a todos los jugadores y personal cercano a la primera plantilla del Club Balonmano Burgos, que se realizaron en la Clínica Quirón Prevención, de la Calle Juan de Padilla, 10. Las revisiones incluían test covid que resultaron negativos en el 100% de los casos, por lo que toda la plantilla puede comenzar los entrenamientos con la normalidad que marcan las medidas de prevención establecidas por la Real Federación Española de Balonmano y las autoridades competentes.

Durante la jornada, se realizaron, además las pruebas físicas y las valoraciones iniciales con la ayuda del centro de entrenamiento profesional Proporción A, que marcarán las pautas a seguir para la puesta a punto de todos los jugadores.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.