La Coordinadora por la Sanidad Pública de Aranda y Comarca cree que los datos de contagios que da la Junta son “confusos”

La Coordinadora  por la Sanidad Pública de Aranda y Comarca  cree que  los datos de contagios que da la Junta son “confusos”
Vota este artículo

El colectivo exige que las cifras de contagios sean  claras y siempre con el mismo criterio

La Coordinadora por la Sanidad Pública de Aranda y Comarca  exigimos a la Junta de Castilla y León que ofrezca unos datos epidemiológicos claros sobre los niveles de contagio de la covid-19 antes de difundirlos o de basarse en ellos para adoptar medidas de contención en los distintos territorios.

Los miembros de la coordinadora vemos continuas contradicciones en los datos que se evalúan y tampoco tenemos claro si se ha tomado como medida la población real de Aranda de Duero a la hora de establecer el ratio de contagios por ciudadanos.  Por eso nos preguntamos: ¿el incremento de la población de verano en Aranda y la comarca realmente se ha tenido en cuenta?

Sospechamos que en las PCR elaboradas se han mezclado datos tanto de vecinos de Aranda como de otros de la comarca y ello puede suponer una dificultad a la hora de rastrear la real evolución de la extensión del contagio, tanto en la ciudad como en la comarca de la Ribera del Duero.

Asimismo, creemos que la gestión de esta crisis sanitaria una vez finalizado el estado de alarma no se ha realizado con suficientes medios.   Aunque la gerencia de Atención Primaria de la provincia de Burgos nos ha asegurado que el 14 de julio estaban contratados nueve rastreadores y medio para hacer el seguimiento de la enfermedad hasta diciembre, desconocemos si estaban o no en los centros de salud.

Nos cuestionamos por qué ha sido necesario traer el covidcar para realizar las PCR si en las áreas de salud de Aranda y la Ribera se contaba con el personal adecuado para el rastreo y seguimiento de la enfermedad.

También recogemos el malestar tanto de ciudadanos como de otros colectivos de Aranda y la comarca  que se quejan de grandes retrasos en la comunicación de los resultados de las pruebas, lo cual incide claramente en la actividad  social y económica, creando malestar y desconfianza.

Sospechamos que la gran cantidad de PCR que se están encargando están saturando el laboratorio del HUBU. De hecho, se están recibiendo resultados 90 horas después de hacerse las pruebas.  Por ello insistimos de nuevo en  que la Administración regional no ha contratado personal suficiente ni ha puesto los medios adecuados para afrontar la crisis sanitaria tras el estado de alarma.

Nos preguntamos igualmente por qué otras zonas con más porcentajes de contagiados por población no han sido confinadas  como se ha hecho con Aranda de Duero.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.