La Policía Nacional alerta de nuevos hurtos en la zona de estacionamiento de los establecimientos comerciales

La Policía Nacional alerta de nuevos hurtos en la zona de estacionamiento de los establecimientos comerciales
Vota este artículo

También se han producido casos en la modalidad de “abrazos cariñosos” en los que las víctimas son personas mayores      

La Comisaría de la Policía Nacional de Burgos quiere alertar a la ciudadanía sobre un tipo de hurto que en las últimas semanas se ha incrementado. Estos se producen en el momento de la salida de los establecimientos comerciales, principalmente de alimentación, en los que tras realizar la compra, es habitual dirigirse con el carro hacia la zona del parking para depositar las bolsas en el maletero del vehículo. Para realizar esta acción, tras abrir el vehículo, depositamos nuestro bolso o mochila en el asiento del copiloto o en los asientos traseros.

En todo momento estamos siendo vigilados por los delincuentes que, aprovechando que nos acercamos a dejar el carro de la compra, se acercan y sustraer los efectos que hemos dejado en su interior. Generalmente el objeto robado suele ser el bolso donde llevamos nuestra cartera con dinero en metálico, tarjetas de crédito y llaves de domicilio.

En otras ocasiones, cuando iniciamos la maniobra de salir del aparcamiento, simulan haber sido golpeados levemente con el coche o chocan accidentalmente un carrito de la compra, o cualquier otra acción para que nos bajemos del vehículo a comprobar qué es lo que ha pasado. En ese momento uno de los sujetos, generalmente agazapado tras otro vehículo próximo al nuestro, abre nuestro turismo y sustrae lo que encuentre más a mano.

Por todo ello, es preciso prestar mucha atención a las personas que merodean a nuestro alrededor cuando estamos realizado estas actividades comerciales y, sobre todo, no dejar nunca abierto el vehículo, aunque sean durante periodos muy cortos de tiempo. Unos pocos segundos son suficientes para que los delincuentes se hagan con nuestras pertenencias.

De igual manera, durante el verano, se usan prendas de ropa más ligeras que dejan al descubierto relojes, collares, pulseras, etc. Precisamente en esas joyas se fijan los delincuentes que abordan a personas previamente seleccionadas, generalmente de edad avanzada, que en muchos casos presentan problemas de movilidad. El encuentro se produce de forma sorpresiva fingiendo familiaridad o simplemente que les conocen a ellos de hace tiempo o alguno de sus familiares. De esta manera se acercan mostrándoles su afecto mediante un beso o un abrazo, aprovechando ese momento para sustraerles las joyas.

Este tipo de delincuentes actúa en grupos organizados y especializados y aunque no es frecuente, emplean la violencia si se presentan dificultades a la hora de obtener su objetivo. Por ello se aconseja no permitir que personas, de las que no tengamos la absoluta certeza de que les conocemos, nos abracen o intenten ser extrañamente cariñosos con nosotros. Y en el caso de sufrir algún tipo de acción como la descrita intentar fijarse en algún detalle de los delincuentes (características físicas, vestimenta, vehículos…) y llamar inmediatamente al 091.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.