El consejero de la Presidencia defiende el papel de las autonomías frente a la crisis del COVID en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo

El consejero de la Presidencia defiende el papel de las autonomías frente a la crisis del COVID en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo
5 (100%) 2 votes

La intervención, que se ha realizado de forma telemática, se ha enmarcado en la mesa de debate que versa sobre la actuación de las administraciones públicas frente a la crisis sanitaria y el papel del estado autonómico. El consejero ha reclamado que las autonomías son “estado” y por ello se debe reforzar su papel institucional, sobre la base esencial del principio de igualdad y una distribución justa de los recursos.

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, ha participado esta mañana en uno de los seminarios que se enmarcan en los reconocidos Cursos de Verano en Santander que la Universidad Internacional Menéndez Pelayo organiza cada año. En esta ocasión, y bajo el título ‘Las Administraciones Públicas ante la crisis sanitaria’, el consejero ha intervenido en la sesión destinada a analizar el papel del estado de las autonomías, en un momento tan delicado como la crisis del COVID-19. En la sesión han participado la magistrada del Tribunal Constitucional y consejera electiva del Consejo de Estado, Elisa Pérez Vera, y la consejera y portavoz del departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, María Teresa Pérez Esteban.

Ibáñez ha defendido el papel de las comunidades autónomas como instrumentos de servicio efectivos, destacando que el momento supone una crisis de enorme gravedad, pero también una oportunidad para comprobar la eficacia de las instituciones públicas y plantear mejoras que posibiliten avanzar en los mecanismos necesarios para afrontar la pandemia y otros problemas de índole nacional desde la perspectiva autonómica. «Estamos ante una puerta abierta para decidir cómo afrontar un presente que requiere, ahora más que nunca, de una determinación y cohesión sin fisuras», ha indicado.

El consejero ha argumentado esta postura indicando la rápida respuesta de las comunidades ante la búsqueda de material, la solidaridad entre territorios con el intercambio constante de información y ayuda, o la capacidad de proponer medidas pioneras al Estado que después se adoptaron para todo el territorio o de alcanzar grandes pactos para la recuperación económica y social, ejemplos que pueden reconocerse de forma inequívoca en Castilla y León y que ha defendido el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en todas las Conferencias de Presidentes celebradas a lo largo de la pandemia.

Por otro lado, Ibáñez ha reiterado la necesidad de apostar por la mejora del modelo constitucional de distribución del poder público, de tal forma que el Estado debe estar presente en todos los territorios de España y contar con los instrumentos necesarios que faciliten su actuación cuando se necesite. En este sentido, ha reflexionado sobre la necesidad de reforzar las competencias operativas de ciertas áreas estratégicas, como la sanitaria, para que las competencias operativas de un Ministerio como el de Sanidad permitan una coordinación más efectiva con las comunidades autónomas en el peor momento de lucha contra la pandemia.

El consejero ha recordado la necesidad de reforzar el papel de las comunidades aplicando un reparto justo y que respete el principio de igualdad entre territorios; de esta forma, ha puesto en valor la reivindicación de Castilla y León frente al sistema de financiación autonómico, financiación extra a las entidades locales, o la distribución justa de los fondos adicionales frente a la crisis.

Por último, Ibáñez ha defendido la gestión de Castilla y León en la pandemia, indicando las particularidades de una comunidad extensa y que soporta una gran dispersión, gracias especialmente a la fortaleza del mundo local, «un tejido fuerte que aúna al extenso mundo rural con los núcleos urbanos y que, bajo una correcta coordinación, ha sido determinante para llegar a cada rincón del territorio».

El consejero ha destacado que «las autonomías han sostenido al país ante la crisis y serán el pilar sobre el que idear la recuperación de España»; en este sentido ha recordado que, tras la crisis aún latente del COVID, debemos plantear cómo mostrar la fortaleza de las autonomías también en otros grandes retos como son el demográfico y la necesaria mirada al desarrollo sostenible en la búsqueda de sociedades más equitativas e incluyentes.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.