Estudiantes, decanos y Rectorado acuerdan un comienzo de curso prioritariamente presencial y seguro

Estudiantes, decanos y Rectorado acuerdan un comienzo de curso prioritariamente presencial y seguro
Vota este artículo

La Universidad de Burgos iniciará el próximo día 24 de septiembre el curso 20/21 bajo dos premisas básicas: que la mayor parte de la actividad docente se lleve a cabo en condiciones de presencialidad, bajo un modelo de enseñanza combinada que se definirá en los primeros días de septiembre por centros, titulaciones y cursos, y que el retorno a la actividad universitaria se realice con todas las medidas higiénico-sanitarias posibles.

Pérez Mateos en la Reunión

Pérez Mateos en la Reunión

Ambas circunstancias, ya recogidas en el Plan Docente aprobado por el Consejo de Gobierno de la UBU del pasado 12 de junio, han obtenido el consenso de los representantes estudiantiles y del profesorado tras las reuniones mantenidas esta mañana por el rector Manuel Pérez Mateos y su equipo de gobierno con el Consejo de Alumnos (CAUBU) y con los decanos y dirección de las facultades y centros de la universidad burgalesa.

Tras la celebración de dichas reuniones, Pérez Mateos ha recordado que “la universidad tiene previsto desde el mes de junio todas las contingencias posibles, apostando por la presencialidad física, con cautela, minimizando los riesgos y priorizando la salud de todos los miembros de la comunidad universitaria por encima de cualquier otra circunstancia”.

La Universidad de Burgos ha realizado ya una inversión superior a los 400.000 euros destinada a dotar sus aulas de equipos tecnológicos que permitan el seguimiento sincrónico de las clases a distancia cuando esto sea necesario, bien en otras aulas de apoyo dentro de la propia universidad o bien desde casa, así como a la adecuación de nuevos espacios que se destinarán a la actividad docente, a la adquisición de mobiliario que permita respetar la distancia de seguridad entre estudiantes, a tareas de desinfección y al incremento de plazas de parking para bicicletas. Además, dando así respuesta a una de las principales inquietudes manifestadas por el Consejo de Alumnos, se ha habilitado una partida de 100.000 euros destinada a cubrir las necesidades tecnológicas de estudiantes, con el objetivo de que ningún estudiante de la UBU pueda dejar de formarse como consecuencia de una brecha digital.

En este sentido y para cubrir las necesidades sobrevenidas ocasionadas por la pandemia a las que habrá que hacer frente en este curso, el rector Pérez Mateos ha desvelado que la Universidad de Burgos ya ha solicitado a la Junta de Castilla y León una partida extraordinaria de 1,5 millones de euros.

Estudiantado y equipo rectoral han acordado velar por la calidad de la docencia, celebrar a la menor brevedad posible las elecciones para la renovación de los cargos de delegados estudiantiles de los centros e implantar un sistema de rastreo de posibles contagios por COVID, dentro del ámbito universitario, mediante una aplicación basada en códigos QR. Gracias a este sistema de rastreo, cuando se detecte un positivo, bien de un estudiante o bien de un docente, todos los estudiantes que han compartido aula serán sometidos, si así lo desean, a un test serológico a cargo de la Universidad de Burgos. Una medida que, en todo caso, será complementaria a las que indiquen las autoridades sanitarias.

Igualmente, tanto el equipo rectoral como los decanos y los representantes del CAUBU consideran prioritario que las prácticas, los seminarios y los talleres se realicen siempre con la presencia física del estudiantado en la universidad, pudiendo realizarse las pruebas de evaluación tanto física, como telemáticamente, aunque siempre enfatizando el carácter continuo de esta. Ante la necesidad de posibles desdoblamientos de grupos de estudiantes y la potencial baja de docentes ocasionados por la pandemia, la Universidad de Burgos creará bolsas de empleo para la contratación de profesores por vía de urgencia.

Los decanatos y dirección de las facultades y centros de la Universidad de Burgos presentarán sus planes detallados para el diseño final del comienzo de curso en la segunda semana de septiembre, de tal manera que la institución pueda informar a sus estudiantes sobre el mismo antes del comienzo del nuevo curso 20/21.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.