El Villa de Aranda se impone al UBU San Pablo en un derbi vibrante

El Villa de Aranda se impone al UBU San Pablo en un derbi vibrante
5 (100%) 1 vote

El cuadro cidiano planta cara a un rival de categoría superior y ambos bloques brindan un espectáculo de primer nivel al público

La fiesta del balonmano burgalés cayó del lado arandino. El UBU San Pablo Burgos luchó, bregó, puso intensidad y apretó a todo un equipo de Asobal, pero la victoria cayó del lado visitante por 27-31, en un choque que, a pesar del dominio ribereño, tuyo muchos momentos de máxima igualdad que permitió a los cerca de 300 espectadores asistentes disfrutar de un gran espectáculo.

UBU San Pablo-Villa de Aranda. Foto: Sergio  Cidiano

UBU San Pablo-Villa de Aranda. Foto: Sergio Cidiano

El encuentro comenzó con ritmo trepidante y con un público volcado y ansioso de balonmano tras seis meses de sequía deportiva. Abrió la lata de los goles Ernesto López en el minuto 2 para poner la primera ventaja del partido para el conjunto cidiano.

Tras unos primeros minutos en los que el UBU San Pablo parecía no haber perdido el ritmo con el que terminó la liga la temporada pasada, la calidad del rival en labores defensivas comenzó a hacerse palpable. La velocidad se ralentizó en el minuto 6 con la exclusión de Claudio Ramos.

El ataque feroz de los ribereños obligaba a la zaga local a emplearse a fondo y esto le costó a los de Nacho González una segunda exclusión en el 11 de juego, en esta ocasión de Juli. Si bien, los rojinegros, ayer de blanco, pusieron un plus de intensidad en defensa que no permitió a los arandinos escaparse en el marcador. Un tiempo muerto de Alberto Suárez en el minuto 12, derivó en un 4-5 en el marcador para otorgar confianza a los visitantes, que abrieron la primera brecha con un 4-6 en el 13.

No tardó en remontar el UBU San Pablo que igualó el tanteo y el encuentro entró en una fase de intercambio de goles que llevó al público a enarbolar los primeros cánticos de la noche y el duelo se comenzó a vivir también en la grada.

La igualdad del choque y la intensidad de juego elevaron el duelo a un espectáculo de primer nivel. Aranda aumentaba su ventaja y Burgos la recortaba. En esa ida y venida, los ribereños consiguieron agrandar su diferencia para sumar 4 de diferencia en el luminoso (Min. 14. 11-15), por lo que Nacho González solicitó su primer tiempo muerto. Un receso que no tuvo la respuesta deseada, en gran parte por la gran actuación del meta arandino, Luis de Vega, que bloqueó los intentos cidianos de recortar distancias antes del descanso, al que se llegó con un 12-17.

Burgos volvió a golpear primero tras el tiempo de asueto, por mediación de Álvaro Torres, que sumó un segundo tanto por un siete metros cometido sobre Samuel Gómez. Con un 14-17, el técnico del cuadro amarillo no quiso dar pie a nuevos errores y paró el partido tan solo dos minutos después de su reanudación. A pesar de la superioridad física y técnica de los visitantes, el conjunto capitalino puso en aprietos al bloque de Asobal, con dos paradas de Mile Mijuskovic que dieron la oportunidad a los suyos de ponerse a un gol de distancia de forma momentánea.

No lo veía claro Alberto Suárez y volvió a reunir a sus hombres en el banquillo para tratar de imponer su ley (min. 9 13-21). Aún así, el bloque cidiano siguió en su empeño de poner las cosas difíciles al rival, y Torres logró la igualada en el 41 (21-21). Este marcador despertó a la bestia en el Villa de Aranda, que aceleró para recuperar terreno (min. 13. 21-24).

Con el transcurrir de los minutos, el partido parecía cada vez menos un amistoso y nadie daba la contienda por perdida. Con un Ávaro Torres en estado de gracia (acabó con 10 goles) e Ibrahim poniendo el cerrojo, no había manera de anticipar de qué lado se vencería la balanza.

Al final se impuso la lógica de la categoría y el Villa de Aranda se llevó la victoria en un buen primer test de pretemporada en el que los cidianos destacaron por su gran esfuerzo, su intensidad y por su capacidad de plantar cara a todo un Asobal.

FICHA TÉCNICA

UBU SAN PABLO BURGOS 27: Ibrahim, Pinillos (1), Raúl (2), Claudio, Ernesto (1), Javi (3), Dalmau (2), Álvaro (10), —siete inicial, —Tamayo (1), Joshua(2), Mile, Cantore (2), Espinosa (1), ,Juli, Samuel (2), Marcos,

BLASGÓN Y BODEGAS CERES VILLA DE ARANDA 31: Nico López (1), De Dios (2), Megías (3), Llorens (4), Ramírez, Elustondo (3), Baduka (3), —siete inicial— Pombo (1), Luis de Vega, Guilherme, Negrete (2), Calvo, Sukic (3), Montiel, Javier García (4), Cunha (1), De Nováis (4),

ÁRBITROS: Yonatan Lázaro y David Portugal. Exluyeron a Claudio Ramos (Min. 2) y Julián Rasero, (Mins. 11 y 55), por parte del UBU San Pablo, y a Negrete (min. 27), por parte del Villa de Aranda.

PARCIALES: 2-1 / 3-3 / 4-6 / 9-10 / 11-15 / 12-17 / 16-18 / 19-21 / 22-24 / 25-27 / 27-29 / 27-31

Deja tu comentario

Your email address will not be published.