El uso del teléfono móvil al volante multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente

El uso del teléfono móvil al volante multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente
Vota este artículo

Las distracciones al volante centran la nueva campaña de control especial de la DGT, que se desarrolla entre los días 14 y 20 de septiembre.

Se pretende concienciar a la ciudadanía de la importancia de la conducción responsable.

Tres personas fallecieron el año pasado en la provincia de Burgos en accidentes donde la distracción aparece como factor concurrente

En lo que va de año ha habido 12 fallecidos en 9 accidentes mortales en la provincia de Burgos, una cifra superior respecto al mismo periodo de 2019.

control dgt

control dgt

La distracción apareció como factor concurrente en un 28% de los accidentes con víctimas mortales en 2019, principalmente por el uso indebido de los teléfonos móviles, navegadores GPS u otros dispositivos. Se trata de actividades que captan la atención de la persona que conduce y la desvían de la tarea de conducir.

Por este motivo, la Dirección General de Tráfico pone en marcha un año más la campaña de control especial de distracciones al volante, que comenzó el 14 de septiembre, en la que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y policías locales de numerosos ayuntamientos que se sumen a la misma, prestarán especial atención a estas situaciones de distracción que puedan producirse durante la conducción.

La iniciativa, que se desarrolla a la vez en varios países europeos, se enmarca dentro del calendario anual de actuaciones especiales previstas por TISPOL (Organización Internacional de Policías de Tráfico y en la que la DGT participa a través de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC). No solo va dirigida a quienes conducen, sino también a otros colectivos, como peatones y ciclistas, donde es frecuente observar comportamientos imprudentes, especialmente en el entorno urbano.

Aparte de la vigilancia que realizan los agentes de tráfico a pie de carretera, desde hace años, la DGT está utilizando otros medios para controlar este tipo de infracción. Así en Castilla y León se suman a estas tareas un helicóptero, un dron y 24 cámaras fijas instaladas en las vías. A todos estos instrumentos se ha añadido el uso de una furgoneta en la zona, sin rotular, que circula como cualquier otro vehículo por carretera, pero que debido a sus dimensiones, permite a los agentes de la Agrupación de Tráfico que la ocupan, una mejor visión del comportamiento de quien conduce: uso del móvil, navegadores, etc.

En la provincia, durante la campaña que se realizó por este motivo, entre el 16 y el 22 de septiembre del pasado año, se controlaron 2.591 vehículos en vías interurbanas y travesías, de los cuales 118 fueron denunciados, lo que representa un 4,55%.

Además, en Burgos durante el año 2019 se registraron tres accidentes mortales con un balance de tres fallecidos en los que el factor concurrente fueron las distracciones al volante. En el conjunto de Castilla y León la cifra se eleva a un total de 46.

Un factor concurrente en accidentes mortales

Durante el año 2019, las diferentes policías notificaron 104.077 accidentes con víctimas. Estos accidentes ocasionaron 1.755 fallecidos en el momento del accidente o hasta 30 días después del mismo. Se trata de un 3% menos respecto al año anterior. Además, 8.605 personas fueron ingresadas en un centro hospitalario y 139.379 resultaron heridas no hospitalizadas.

Respecto a la provincia de Burgos, en 2019, por estas fechas, hubo 6 accidentes mortales en vías interurbanas, con 6 fallecidos. Mientras, en lo que llevamos de 2020 ha habido 9 accidentes mortales, con 12 fallecidos.

A nivel nacional, la distracción apareció como factor concurrente en un 28 % de los accidentes con víctimas mortales, elevándose esta cifra hasta el 34% en Castilla y León, siendo la primera causa, por delante del consumo de alcohol (24%) y la velocidad (23%).

Deja tu comentario

Your email address will not be published.