El Grupo Municipal Popular comienza el curso político dispuesto a tender la mano

El Grupo Municipal Popular comienza el curso político dispuesto a tender la mano
5 (100%) 6 votes

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Carolina Blasco, ha explicado las líneas estratégicas para el inicio del nuevo curso distinguido por la pandemia del coronavirus y su evolución así como de la crisis derivada en el sector socioeconómico 

Esta mañana Carolina Blasco ha reflexionado estas cuestiones en un desayuno informativo brindado por la formación, donde también han asistido los integrantes del Grupo Municipal Popular: Carolina Álvarez, Maribel Bringas, Jorge Berzosa, César Barriada y Andrea Ballesteros.

«Hemos cambiado de imagen, de portavocía, pero quiero trasladaros que somos un grupo político que trabajamos en el Ayuntamiento pero estamos abiertos, somos permeables, y sobre todo, queremos desarrollar una política creíble y queremos darlo todo por los burgaleses y por nuestra ciudad, al igual que hemos hecho a lo largo de estos meses de verano», ha explicado Blasco.

Durante estos meses el Grupo Municipal Popular ha entendido que son «la única oposición al Gobierno de Daniel de la Rosa» y que son «la única alternativa», ya que han demostrado «gobernar y hacer oposición». La portavoz ha lamentado «la sumisión» que practican Podemos y Ciudadanos en el Ayuntamiento, ya que «levantan la mano sin cuestionar nada»«Nosotros identificamos la altura de miras con dar estabilidad y apoyo cuando nos planteen proyectos que son buenos para la ciudad», trasladaba la edil.

Carolina Blasco, portavoz del Grupo Municipal Popular

Carolina Blasco, portavoz del Grupo Municipal Popular

Para avanzar a este propósito ha esclarecido que se precisa recuperar la confianza de los ciudadanos. Los populares seguirán ejerciendo la labor de control, apoyando iniciativas que sean buenas para la ciudad, seguirán siendo propositivos y quieren también dar la estabilidad de un grupo municipal  «que por encima de su grupo político antepone los intereses de la ciudad y sus ciudadanos».

Carolina Blasco ha reiterado que la estabilidad tiene que ser clave para la ciudad de Burgos, no los intereses de los partidos políticos. Ha afirmado que en estos momentos complicados es que lo más importante es la ciudad, situación que «exige también pactar» y ha lamentado que «allá adonde vamos Daniel de la Rosa no quiere llegar a ningún acuerdo con el Partido Popular porque estropearía su política de pactos con Ciudadanos que de momento ha dado muy pocos frutos». Para los populares Burgos «no necesita gastarse hoy 250.000€ en un concurso de Burgos Río, sino que lo que necesita Burgos es dar soluciones a las personas que piensan en su futuro, sus negocios y la incertidumbre que esta pandemia está generando«.

Objetivos del nuevo curso del Partido Popular

La portavoz ha trasladado los objetivos que perseguirá el Grupo Municipal Popular este curso «sin perder el mantener la actividad económica y apoyar a las personas vulnerables». Para ello se ha referido a tres áreas fundamentales. La primera de ellas es una gestión económica y presupuestaria que de garantías, pactando políticas en un documento presupuestario para hacerlo realidad. En segundo lugar se ha referido a mantener la calidad de vida de los ciudadanos con el mantenimiento de servicios, exigiendo un cumplimiento de control de los contratos para mejorar las prestaciones.

Carolina Blasco

Carolina Blasco

El medio ambiente y la sostenibilidad también está dentro de los objetivos populares, propiciando para ello las medidas que contempla el Plan de Movilidad Urbano Sostenible (PMUS) y buscando la continuidad de proyectos que a lo largo de los últimos mandatos del PP se impulsaron y comenzaron a desarrollarse en Burgos. La portavoz ha condenado que el presupuesto que Daniel de la Rosa con el apoyo de Podemos y Ciudadanos aprobaron el 24 de Julio no tuviera «ni un solo euro para una política sostenible y medioambiental, con un 80% de reducción de los créditos para el mantenimiento de las zonas verdes», manifestando que «esa es la realidad de un Gobierno que se tiñe de color verde, ahora de colores con la Agenda 2030, siendo un engaño para los ciudadanos».

Por último, Blasco ha finalizado resaltando como objetivo fundamental las inversiones productivas en este nueva etapa, ya que Burgos es una ciudad que es «enclave logístico e industrial de primera magnitud en el norte de España», para lo que hay que seguir apoyado inversiones productivas que hagan más competitivas las empresas y polígonos industriales burgaleses y para que se puedan seguir instalando empresas.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.