Blasco lamenta que el «cortoplacismo» del PSOE y Ciudadanos cueste a la ciudad 140.000 euros en intereses

Blasco lamenta que el «cortoplacismo» del PSOE y Ciudadanos cueste a la ciudad 140.000 euros en intereses
Vota este artículo

La portavoz del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Burgos, Carolina Blasco, ha lamentado este martes el “cortoplacismo” del PSOE y CS al frente de la gestión local y ha asegurado que su negativa a reducir el nivel de endeudamiento costará a la ciudad 140.000 euros en intereses

Así lo ha destacado Blasco después de confirmarse que el gobierno de coalición aprovechará el Pleno del próximo viernes, 6 de Noviembre, para gastar antes del 31 de Diciembre los 14 millones de euros que olvidaron en el presupuesto y para guardarse otros 15 millones de euros, que a su juicio deben destinarse a reactivar la economía local.

«El cortoplacismo del bipartito asusta. Negarse a reducir deuda para gastar en 2021 en ‘Burgos Río’ es una vergüenza», ha aseverado Carolina Blasco, antes de explicar que el bipartito solo amortizará 6 millones de euros de deuda frente a los 15 millones del año anterior.

La explicación, ha dicho la portavoz municipal popular, es hacer frente al pago de las «frivolidades» del vicealcalde Vicente Marañón, que ha dejado claro que sus prioridades personales y partidistas están por encima del interés y las necesidades de los burgaleses.

Para Blasco, esta actitud se asemeja a «la política de la cigarra», en la que se prefiere deber a pagar, evidenciando una gestión «grotesca e incomprensible», máxime en un momento como el actual, en el que ha destacado la importancia de llegar cuando antes a una situación saneada, que permita a la ciudad seguir creciendo e invertir por encima del PIB.

Carolina Blasco ha recordado que la normativa de estabilidad se ha flexibilizado solo y exclusivamente como consecuencia de la pandemia del COVID-19, que obliga a una política de racionalización que tenga como foco los ciudadanos y no para «dar rienda suelta a las fantasías de Vicente Marañón».

De la misma forma ha remarcado que el hecho de que el Consistorio no tenga que destinar obligatoriamente parte de su superávit a amortizar anticipadamente parte de su deuda, tal y como ha sucedido hasta ahora, no quiere decir que no se deba hacer si se tiene en cuenta la situación de endeudamiento excesivo que presenta el Ayuntamiento en estos momentos. «Lo más adecuado es acercarse al 110% de endeudamiento máximo que permite la norma», ha recalcado.

Además ha insistido en que el alcalde, Daniel de la Rosa, «no parece tener ningún inconveniente en seguir pagando los intereses que el endeudamiento del Ayuntamiento y los consorcios supone para las arcas municipales, que anualmente, y como mínimo, asciende a algo más de 3,1 millones de euros».

Deja tu comentario

Your email address will not be published.